ANUNCIO acerca de COOKIES

NOTA: Este sitio emplea cookies de Google y otros para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Google y otros reciben información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

lunes, 20 de febrero de 2017

¿QUIEN ES JEHOVÁ?


¿Quién es Jehová?

La respuesta que da la Biblia

Jehová es el Dios verdadero de la Biblia, el Creador de todas las cosas (Revelación [Apocalipsis] 4:11). Lo adoraron los profetas Abrahán y Moisés, y también Jesús (Génesis 24:27; Éxodo 15:1, 2; Juan 20:17). Es el Dios de “toda la Tierra”, no de un solo pueblo (Salmo 47:2).

La Biblia dice que Dios tiene un nombre que solo le pertenece a él: Jehová (Éxodo 3:15; Salmo 83:18). Proviene de un verbo hebreo que significa “llegar a ser”. Algunos expertos opinan que este nombre significa “Él Hace que Llegue a Ser”. Esta definición encaja con el hecho de que Jehová creó todas las cosas y de que cumple todo lo que se propone (Isaías 55:10, 11). La Biblia también nos ayuda a conocer su personalidad, en especial su cualidad más sobresaliente, el amor (Éxodo 34:5-7; Lucas 6:35; 1 Juan 4:8).

El nombre Jehová es una traducción al español del nombre hebreo de Dios. Este se escribía con las cuatro letras del Tetragrámaton (יהוה), que se corresponden con las consonantes YHWH. Aunque se desconoce la pronunciación exacta de este nombre en hebreo antiguo, la forma Jehová se usa desde hace mucho en español. La primera traducción bíblica en este idioma que contiene el nombre de Dios es la de los Salmos de Juan de Valdés, de alrededor de 1537. *

¿Por qué no se sabe cómo se pronunciaba el nombre de Dios en hebreo antiguo?

El hebreo antiguo se escribía sin vocales, las cuales el lector añadía fácilmente durante la lectura. Sin embargo, una vez que se completaron las Escrituras Hebreas (Antiguo Testamento), algunos judíos se dejaron llevar por la creencia supersticiosa de que estaba mal pronunciar el nombre de Dios. Cuando leían en voz alta un texto que contenía el nombre divino, lo sustituían por expresiones como “Señor” o “Dios”. Con el paso de los siglos, esta superstición se extendió, y se acabó olvidando la pronunciación antigua. *

Hay quienes opinan que el nombre de Dios se pronunciaba “Yahweh” (“Yahvé”), mientras que otros sugieren otras posibilidades. En los Rollos del mar Muerto hay un fragmento de Levítico en griego en el que aparece el nombre de Dios transliterado “Iao”. Otros escritores griegos de tiempos antiguos también proponen las pronunciaciones “Iaé”, “Iabé” o “Iaoué”, pero no se puede demostrar que alguna de estas fuera la pronunciación que utilizaban en hebreo antiguo. *

Conceptos erróneos sobre el nombre de Dios en la Biblia

- Lo que algunos creen: Las traducciones que utilizan el nombre “Jehová” lo tienen porque lo han añadido.

La verdad: El nombre de Dios en hebreo, representado con las cuatro letras del Tetragrámaton, aparece unas 7.000 veces en la Biblia. * La mayoría de las traducciones lo han eliminado sin ningún motivo y lo han sustituido por títulos como “Señor”.

- Lo que algunos creen: El Dios todopoderoso no necesita un nombre exclusivo.

La verdad: Dios mismo hizo que los escritores de la Biblia pusieran su nombre miles de veces y manda a sus siervos que lo utilicen (Isaías 42:8; Joel 2:32; Malaquías 3:16; Romanos 10:13). Es más, condenó a los falsos profetas que intentaron que se olvidara su nombre (Jeremías 23:27).

- Lo que algunos creen: Hay que seguir la tradición judía y quitar de la Biblia el nombre de Dios.

La verdad: Es cierto que algunos escribas judíos no pronunciaban el nombre divino. Pero no lo quitaron de las copias que hicieron de la Biblia. Sea como fuere, Dios no quiere que sigamos las tradiciones que nos hacen ir en contra de lo que él manda (Mateo 15:1-3).

- Lo que algunos creen: El nombre de Dios no debe usarse en la Biblia porque no se conoce con exactitud cómo se pronunciaba en hebreo.

La verdad: Según este argumento, Dios espera que todo el mundo, hable el idioma que hable, pronuncie igual su nombre. Sin embargo, la Biblia indica que los siervos de Dios del pasado pronunciaban los nombres propios como era habitual en su idioma.

Veamos el caso del nombre del juez israelita Josué. Los cristianos del siglo primero que hablaban hebreo posiblemente decían “Yeshúa”, y los que hablaban griego, “Iesous”. En la Biblia aparece la traducción al griego de este nombre hebreo, lo cual demuestra que, como es lógico, los cristianos utilizaban los nombres propios que eran comunes en su idioma (Hechos 7:45; Hebreos 4:8).

Lo mismo puede aplicarse a la traducción del nombre de Dios. Lo que realmente importa no es su pronunciación exacta, sino que este nombre ocupe el lugar que le corresponde en la Biblia.

=
La Biblia.

https://www.jw.org/es/ense%C3%B1anzas-b%C3%ADblicas/preguntas/quien-es-jehova/

viernes, 3 de febrero de 2017

NO MAS OPERACIONES DE CAMBIO DE SEXO EN HOSPITAL JOHNS HOPKINS

Paul R. McHugh fue director de Psiquiatría del Johns Hopkins

"Por qué dejamos de hacer operaciones de cambio de sexo": ciencia real contra ideología de género

 

Siendo director de psiquiatría del Johns Hopkins Hospital, el doctor Paul McHugh hizo investigar la ciencia real tras los cambios de sexo

 
Traducido desde Paul R. McHugh/FirstThings.com  6 junio 2015
 Paul R. McHugh es Catedrático de Servicios Distinguidos en Psiquiatría en la Universidad Johns Hopkins. Escribe sobre el cambio de sexo en FirstThings.com .
Cuando la práctica de cambio de sexo mediante cirugía surgió por primera vez, a principios de los años 70, solía recordarles a menudo a los psiquiatras que defendían este tipo de operación que con otros pacientes, especialmente con los alcohólicos, ellos solían citar la Oración por la Serenidad: "Dios, concédeme la serenidad de aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar aquellas que puedo y sabiduría para reconocer la diferencia".

¿De dónde sacaron la idea de que nuestra identidad sexual ("género" es el término que ellos prefieren) como hombres o mujeres estaba en la categoría de cosas que se pueden cambiar?

Su respuesta habitual era mostrarme a sus pacientes. Los hombres (y hasta poco antes eran todos hombres) con los que hablaba antes de ser operados me decían que sus cuerpos e identidad sexual estaban en desacuerdo; con los que hablaba después de la operación me decían que la cirugía y los tratamientos de hormonas que les habían convertidos en "mujeres" les habían proporcionado felicidad y satisfacción.

Sin embargo, ninguno de estos encuentros era convincente.

Los sujetos post-quirúrgicos me parecían caricaturas de mujeres. Llevaban zapatos de tacón alto, mucho maquillaje y vestidos llamativos; me explicaban cómo se sentían al poder dar rienda suelta a sus inclinaciones naturales por la paz, la domesticidad y la dulzura.

Pero sus grandes manos, sus prominentes nueces de Adán y sus evidentes rasgos faciales eran incongruentes y lo serían cada vez más a medida que envejecieran.

Las psiquiatras a las que los enviaba para que hablaran con ellos conseguían ver intuitivamente a través del disfraz y la exageración en los gestos. "Las chicas conocen a las chicas", me dijo una de ellas, "y eso es un chico".

Tres rasgos de estas "nuevas mujeres"

Los sujetos antes de la cirugía me llamaban la atención aún más cuando veía que intentaban convencer a cualquiera que quisiera influirles sobre su operación.

Primero, dedicaban una increíble cantidad de tiempo a pensar y hablar sobre sexo y sus experiencias sexuales; su hambre sexual y sus aventuras parecían preocuparles.

Segundo, hablar de bebés y niños no les interesaba demasiado; incluso parecían indiferentes a los niños.

Y tercero y más importante, muchos de estos hombres-que-declaraban-ser-mujeres decían que encontraban a las mujeres sexualmente atractivas y que se veían como "lesbianas".

Cuando les decía a sus defensores que sus inclinaciones psicológicas se parecían más a las de los hombres que a las de las mujeres, recibía varias respuestas, pero la mayoría me decía que haciendo esta clase de juicios estaba recurriendo a estereotipos sexuales.

Hasta 1975, cuando me convertí en jefe de psiquiatría del John Hopkins Hospital, no solía compartir mis sugerencias sobre estas cuestiones. Pero cuando se me dio autoridad sobre todos los casos en el Departamento de Psiquiatría me di cuenta de que si era pasivo estaría eligiendo tácitamente impulsar la cirugía de cambio de sexo en el departamento que la había propuesto en origen, y que seguía defendiéndola.



Decidí desafiar lo que yo consideraba ser una mala dirección de la psiquiatría y exigir más información, tanto antes como después de las operaciones.

Dos "dogmas de género" a estudio
Dos cuestiones se presentaron como objetivo de estudio. Primero, quería examinar la declaración según la cual los hombres que habían sido operados de cambio de sexo habían encontrado la solución a sus muchos problemas psicológicos.

Segundo (y esto era más ambicioso), quería ver si los niños con genitales ambiguos que eran transformados quirúrgicamente en niñas y educados como tales, como afirmaba la teoría (del Hopkins), se normalizaban con facilidad en la identidad sexual que se había elegido para ellos.

Estas afirmaciones habían generado la opinión en círculos psiquiátricos de que el "sexo" y el "género" de una persona eran cosas distintas: el sexo estaba determinado genética y hormonalmente desde la concepción, mientras que el género estaba modelado por la cultura mediante la acción de la familia y otros durante la infancia.

La primera cuestión era más fácil y sólo requería que yo impulsara la investigación continua en comportamiento sexual humano de un miembro de la facultad que fuera un estudiante con capacidad.

El psiquiatra y psicoanalista Jon Meyer ya estaba desarrollando un método para hacer el seguimiento de adultos que habían sido operados de cambio de sexo en el Hopkins para ver en qué medida la cirugía les había ayudado.

Encontró que la mayoría de los pacientes que había localizado años después de la cirugía estaban satisfechos con lo que habían hecho; sólo unos cuantos se arrepentían. Pero en el resto de los aspectos habían cambiado poco en lo que se refiere a sus condiciones psicológicas. Seguían teniendo los mismos problemas que antes con las relaciones, el trabajo y las emociones. La esperanza que tenían de superar sus dificultades emocionales para mejorar psicológicamente no se había cumplido.

Arreglar sus mentes, no sus genitales
Leímos los resultados como demostración de que del mismo modo que estos hombres disfrutaban del travestismo antes de la operación, después de ella les gustaba vivir en el sexo opuesto, pero no se sentían mejor en su integración psicológica ni la vivían mejor.

Con estos hechos en la mano llegué a la conclusión de que el Hopkins estaba fundamentalmente colaborando con una enfermedad mental.

Pensé que nosotros, los psiquiatras, teníamos que concentrarnos en intentar arreglar sus mentes y no sus genitales.

¿Qué lleva a pedir el cambio de sexo quirúrgico?

Gracias a su investigación, el Dr. Meyer pudo dar algo de sentido a los trastornos mentales que estaban llevando a solicitar este tratamiento inusual y radical. La mayoría de los casos cayeron dentro de uno de estos dos grupos que menciono a continuación, bastante diferentes entre ellos.

Un grupo consistía en hombres homosexuales conflictivos y guiados por un sentido de culpa que veían en el cambio de sexo un modo de resolver sus conflictos sobre la homosexualidad, pues les permitiría comportarse sexualmente como mujeres con hombres.

El otro grupo -la mayoría, hombres más mayores- estaba formado por varones heterosexuales (y algunos bisexuales) que sentían gran excitación sexual al travestirse de mujeres. A medida que envejecían, estaban cada vez más deseosos de añadir verosimilitud a sus disfraces y buscaban o se les sugería una transformación quirúrgica que incluía implantes mamarios, amputación del pene y reconstrucción pélvica para parecerse a una mujer.

Posteriores estudios sobre sujetos similares en los servicios de psiquiatría del Clark Institute de Toronto identificaron a estos hombres por la auto-excitación que sentían al imitar a mujeres seductoras sexualmente.

Muchos de ellos imaginaban que sus demostraciones podían ser excitantes también para los espectadores, sobre todo las mujeres.

Esta idea, una forma de "sexo en la cabeza" (D. H. Lawrence), era lo que provocaba su primera aventura al disfrazarse con ropa interior femenina, llevándolos después a considerar la opción quirúrgica.

La mayoría de ellos veían en las mujeres el objeto de su interés, por lo que al hablar con los psiquiatras se identificaban a sí mismos como lesbianas.

El término que con el tiempo acuñaron en Toronto para describir esta forma de mala dirección sexual fue "autoginefilia".



Autoginefilia: hombres que se excitan vistiéndose como mujeres... y buscando gustar a mujeres; después de usar ropa de mujer, buscan un cuerpo de mujer

De nuevo concluí que alterar quirúrgicamente el cuerpo de estas personas desgraciadas era colaborar con un trastorno mental en lugar de tratarlo.

Esta información y una mejor comprensión de lo que habíamos estado haciendo nos hizo tomar la decisión de dejar de prescribir las operaciones de cambio de sexo para adultos en el Hopkins —para gran alivio, tengo que decirlo, de varios de nuestros cirujanos plásticos que habían recibido orden previamente de llevar adelante este tipo de intervención.

El caso de los bebés con genitales deformes

Y con esta solución en lo que respecta a la primera cuestión, puedo ahora hablar sobre la segunda, a saber: la práctica de asignar un sexo femenino a recién nacidos varones que al nacer tenían genitales malformados y ambiguos sexualmente, como también defectos severos en el pene.

Esta práctica, que pertenece más al campo de la pediatria que al mío propio, era sin embargo motivo de preocupación para los psiquiatras porque las opiniones que se habían generado alrededor de estos casos contribuían a formar la opinión de que la identidad sexual era una cuestión de condicionamiento cultural más que algo esencial en la constitución humana.

Varias enfermedades, afortunadamente raras, pueden llevar a defectos en la formación del tracto genitourinario durante la vida embrionaria. Cuando esto ocurre en un varón, la forma más simple de cirugía plástica -con la idea de corregir la anormalidad y ganar una apariencia estética satisfactoria- es quitar todas las partes masculinas, incluyendo los testículos, y construir una vagina y unos labios con los tejidos disponibles.

Esto proporciona a estos bebés malformados una anatomia genital de apariencia femenina sin importar su sexo genético. Dada la afirmación de que la identidad sexual de un niño seguirá fácilmente a su apariencia genital si está apoyado por la familia y el entorno cultural, los cirujanos pediátricos se aficionaron a construir genitales de apariencia femenina tanto a niñas con una constitución cromosómica XX como a niños con una XY, para que así todos tuvieran aspecto de niñas pequeñas, a la vez que eran educadas como tales por sus progenitores.

Los psicólogos persuadían a los padres

Todo esto se hacía, desde luego, con el consentimiento de los padres que, afligidos por las graves malformaciones de sus bebés, eran persuadidos por los endocrinólogos pediátricos y los psicólogos que los asesoraban a aceptar la cirugía de transformación de sus hijos.

Se les decía que la identidad sexual de sus hijos (de nuevo, su “género”) simplemente se amoldaría al condicionamiento ambiental.

Si los padres sistemáticamente respondían al niño como si fuera una niña ahora que su estructura genital parecía la de una niña, él aceptaría este rol sin mucho esfuerzo.

Esta propuesta les planteaba a los padres una decisión crítica. Los médicos aumentaban la presión después de hacer la propuesta diciendo a los padres que la decisión había que tomarla pronto porque la identidad sexual de un niño se establece a los dos o tres años de vida.

El proceso de inducir al niño en un rol femenino debía empezar rápidamente con el nombre, el certificado de nacimiento, la parafernalia para el bebé, etc.

Con los cirujanos preparados para la operación y los médicos seguros, a los padres se les ofrecía algo que era difícil de rechazar (a pesar de que, y esto es interesante, unos cuantos padres, pocos, rechazaron este consejo y decidieron que la naturaleza hiciera su curso).

Pienso que estas opiniones profesionales y la elección con la que se presionaba a los padres estaban basadas en pruebas anecdóticas difíciles de verificar y más difíciles aún de reproducir. A pesar de la seguridad que demostraban sus defensores, les faltaba un apoyo empírico sustancial.

Animé a unos de nuestros psiquiatras residentes, William G. Reiner (que estaba ya interesado en el tema porque antes de su formación psiquiátrica había sido urólogo infantil y había sido testigo del problema desde el otro lado) a empezar un seguimiento sistemático de estos niños, en particular de los niños transformados en niñas durante su infancia, para así determinar hasta qué punto llegaban a estar integrados sexualmente como adultos.

Un caso a estudio: la extrofia vesical

Los resultados fueron aún más sorprendentes que en el trabajo de Meyer. Reiner escogió estudiar intensamente la extrofia vesical porque pondría mejor a prueba la idea de que la influencia cultural tiene el papel principal en la identidad sexual.

La extrofia vesical es una deformación embrionaria que produce una gruesa anormalidad de la anatomia pélvica, por lo que la vejiga y los genitales están terriblemente deformados en el momento del nacimiento. El pene masculino no se ha formado del todo y la vejiga y el tracto urinario no están claramente separados del tracto gastrointestinal. Fue crucial para el estudio de Reiner el hecho de que el desarrollo embrionario de estos desafortunados varones no es hormonalmente distinto al de los varones normales. Ellos se desarrollan dentro de un ambiente hormonal prenatal típicamente masculino proporcionado por su cromosoma Y y su función testicular normal.

Esto expone a estos embriones/fetos en desarrollo a la hormona masculina de la testosterona, como les sucede a todos los otros varones en los vientres de sus madres.

A pesar de que la investigación sobre animales ha demostrado hace tiempo que el comportamiento sexual masculino deriva directamente de su exposición a la testosterona durante su vida embrionaria, este hecho no impidió la práctica pediátrica de tratar quirúrgicamente a estos bebés varones que tienen esta severa anomalía mediante castración (amputando sus testículos y cualquier otro vestigio de estructuras genitales masculinas) y la reconstrucción de una vagina, para que así pudieran crecer como niñas. A mediados de los años 70 esta práctica se había convertido prácticamente en universal.

Estos casos ofrecieron a Reiner la mejor prueba de los dos aspectos que son el trasfondo de este tratamiento: (1) que los humanos cuando nacen serían neutrales en lo que se refiere a su identidad sexual y (2) que para los humanos son las influencias posnatales y culturales y no hormonales, especialmente en la primera infancia, las que más influirían en su identidad sexual última. Los varones con extrofia vesical eran modificados habitualmente mediante cirugía para parecerse a niñas; a los padres se les instruía para que los educaran como tales.

Pero, el hecho de que habían sido expuestos por completo a la testosterona en el útero ¿derrotaba el intento de educarlos como niñas? Las respuestas serían más evidentes con el cuidadoso seguimiento que Reiner estaba empezando.



Obviamente, estos niños no tenían ovarios y sus testículos habían sido quirúrgicamente amputados, lo que significaba que tenían que recibir hormonas exógenas durante toda su vida. La misma cirugía les negaba cualquier posibilidad de fertilidad en el futuro. Y uno no podía preguntar al pequeño paciente si quería pagar este precio.

Los médicos que asesoraban a los padres las consideraban cargas aceptables con el fin de evitar la angustia en la infancia de unas estructuras genitales malformadas y se esperaba que pudieran seguir un rumbo sin conflictos hacia su maduración como niñas y mujeres.

Educados como niñas, pero actuaban como chicos

Sin embargo, Reiner descubrió que estos varones re-diseñados nunca se sintieron cómodos como mujeres cuando fueron conscientes de ellos mismos y del mundo.

Desde el principio de su vida infantil de juegos actuaban espontáneamente como chicos y eran claramente distintos a sus hermanas y otras niñas; les divertían más las riñas de chavales que las muñecas y "jugar a las casitas".

Más tarde, muchos de estos individuos, cuando supieron que genéticamente eran varones, desearon reconstituir sus vidas como tales (algunos incluso pidieron reconstrucción quirúrgica y tomar hormonas masculinas) -todo ello a pesar de los sinceros esfuerzos de sus padres para tratarlos como niñas.

Vale la pena relatar los resultados de Reiner, de los que informaba la edición del 22 de enero de 2004 del New England Journal of Medicine. Hizo un seguimiento a dieciséis varones genéticos afectos de extrofia vesical vistos en el Hopkins, de los cuales catorce fueron sometidos, en el periodo neonatal, a reasignación al sexo femenino social, legal y quirúrgicamente. Los padres de los otros dos niños rechazaron el consejo de los pediatras y educaron a sus hijos como varones.

Ocho de los catorce sujetos reasignados como mujeres declararon ser varones. Cinco vivían como mujeres y uno vivía sin una identidad sexual clara. Los dos que fueron educados como varones permanecieron varones.

Los dieciséis tenían intereses que eran típicamente masculinos, como la caza, el jockey sobre hielo, el karate y el bobsleigh.

De este trabajo Reiner sacó la conclusión de que la identidad sexual sigue a la constitución genética. Las tendencias masculinas (juegos de fuerza, sentirse excitados por las mujeres y agresividad física) son el resultado del desarrollo intrauterino fetal rico en testosterona de los individuos estudiados, a pesar de los esfuerzos por socializarlos como mujeres desde el nacimiento.

Después de examinar los estudios de Reiner y Meyer, nosotros, en el Departamento de Psiquiatría del Johns Hopkins llegamos a la conclusión de que la identidad sexual humana está construida en nuestra constitución por los genes que heredamos y la embriogénesis que experimentamos. Las hormonas masculinas sexualizan el cerebro y la mente.

A disgusto con el propio sexo

La disforia sexual -un sentido de inquietud respecto al rol sexual de uno mismo- ocurre naturalmente en esos raros casos de varones que crecen como mujeres en un esfuerzo por corregir un problema estructural genital infantil. Una inquietud similar puede ser socialmente inducida en hombres aparentemente normales desde un punto de vista de la constitución, en asociación con (y presumiblemente motivados por) serias aberraciones en el comportamiento, entre las cuales están la orientación homosexual conflictiva y la notable desviación masculina llamada ahora autoginefilia.

Estaba claro, entonces, que los psiquiatras debíamos trabajar para disuadir a los adultos que buscaban la cirugía de reasignación de sexo.

Cuando el Hopkins anunció que pararía estos procedimientos en adultos con disforia sexual, muchos otros hospitales le imitaron, pero algunos centros médicos siguen realizando este tipo de cirugía. Tailandia tiene varios centros que realizan esta cirugía "sin preguntar" nada; basta tener el dinero para pagarla y medios para viajar a Tailandia.

Estoy decepcionado pero no sorprendido por esto, dado que algunos cirujanos y centros médicos pueden ser persuadidos de llevar a cabo cualquier tipo de cirugía si son presionados por pacientes con desviaciones sexuales, sobre todo si esos pacientes encuentran un psiquiatra que responde por ellos.

El ejemplo más asombroso es el del cirujano de Inglaterra que estaba dispuesto a amputar las piernas de pacientes que declaran excitarse sexualmente observando y exhibiendo muñones de piernas amputadas.

De todas formas, nosotros en el Hopkins sostenemos que la psiquiatría oficial tiene pruebas suficientes para dar razones contra este tipo de tratamientos y debe empezar a clausurar esta práctica en todas partes.

Para bebés: ayuda urológica, esperar a que crezca

Para los niños con defectos de nacimientos el enfoque más racional en este momento es corregir lo antes posible cualquiera de los principales defectos urológicos que tienen, pero posponiendo cualquier decisión sobre identidad sexual para mucho más tarde, mientras se educa al niño según su sexo genético.

Los cuidadores médicos y los padres deben procurar que el niño sea consciente de que los aspectos de la identidad sexual pueden surgir mientras él o ella crece. Decidir lo que se debe hacer debe esperar a la maduración y el reconocimiento del niño o de la niña de su propia identidad.

Cuidados adecuados, incluyendo un buen acompañamiento por parte de los progenitores, significa ayudar al niño a través de las dificultades médicas y sociales presentadas por la anatomía genital, pero protegiendo en el proceso los tejidos que pueden ser útiles, en especial las gónadas.

Hay que continuar este esfuerzo hasta que el niño pueda ver el problema de su rol en la vida de un modo más claro a medida que el individuo diferenciado sexualmente surge de su interior.

Entonces, a medida que el joven adquiere un sentido de responsabilidad en lo que atañe al resultado, él o ella puede ser ayudado mediante cualquier construcción quirúrgica que desee.

Un verdadero consentimiento informado lo proporciona sólo la persona que va a vivir con el resultado y no se apoya en las decisiones tomadas por otros que creen "que saben más".



Detrás del maquillaje y los colores llamativos, hay un dolor y sufrimiento psíquico y espiritual que es el que necesita ser atendido

La ideología de los activistas transgénero

¿Cómo se reciben ahora estas ideas? Creo que medianamente bien. Los activistas "transgéneros" (ahora a menudo aliados de los movimientos de liberación gay) siguen defendiendo que sus miembros tiene derecho a cualquier cirugía que ellos quieran y siguen declarando que su disforia sexual representa una concepción verdadera de su identidad sexual. Han protestado algo contra el diagnóstico de autoginefilia como mecanismo para generar peticiones de operaciones de cambio de sexo, pero han ofrecido pocas pruebas que refuten este diagnóstico.

Los psiquiatras están recibiendo mejores historias sexuales de las personas que piden el cambio de sexo y están descubriendo más ejemplos de esta extraña tendencia al exhibicionismo masculino.

Gran parte del entusiasmo relacionado con un arreglo rápido de los defectos de nacimiento terminó cuando la prueba anecdótica sobre un caso que recibió mucha publicidad acerca de un varón gemelo educado como una niña resultó ser falso. El psicólogo responsable escondió, mediante la utilización de una mala información, el hecho de que el niño, a pesar de los esfuerzos de su familia para tratarlo y educarlo como una niña, había desafiado constantemente el tratamiento, averiguando al final el engaño y restableciendo su masculinidad. Desgraciadamente, tenía un diagnóstico adicional de depresión grave y cometió suicidio.

Hostilidad para defender que "todo es maleable"

Pienso que, desde el otro lado, ya no se puede decir mucho acerca de la cuestión del cambio de sexo para los hombres. Pero he aprendido de la experiencia que el desafío más duro es intentar obtener conformidad para buscar pruebas empíricas sobre opiniones relativas al sexo y al comportamento sexual, incluso cuando las opiniones parecen claramente sinsentido.

Uno esperaría de las personas que declaran que la identidad sexual no tiene una base biológica o física ofrecerían más pruebas para persuadir a los otros. Pero según he aprendido, hay una gran hostilidad y se favorece la idea de que la naturaleza es totalmente maleable.

Sin una posición fija sobre qué es la naturaleza humana cualquier posición puede entonces defenderse como legítima. Una práctica que parece que le da a la gente lo que quiere -y que algunos de ellos reclaman ruidosamente- es difícil de combatir con una experiencia profesional ordinaria y la sabiduría. Incluso a menudo se ofrece resistencia -rechazando sus resultados- a ensayos controlados y estudios de seguimiento meticuloso realizados para asegurar que la práctica no sea perjudicial en sí misma.

El gran daño del cambio de sexo

He sido testigo del gran daño que puede provocar la reasignación de sexo. Los niños que han visto transformada su constitución masculina en un rol femenino sienten mucho sufrimiento y tristeza pues son conscientes de su disposición natural.

Sus progenitores normalmente viven con sentimiento de culpa por las decisiones tomadas -cuestionándolas a posteriori y avergonzados de algún modo por la fabricación, tanto quirúrgica como social, que han impuesto en sus hijos.

Y respecto a los adultos que vienen a nosotros declarando que han descubierto su "verdadera" identidad sexual y que han oído hablar de las operaciones de cambio de sexo, nosotros los psiquiatras nos hemos olvidado de estudiar las causas y la naturaleza de su trastorno mental y nos hemos dedicado sólo a prepararlos para la operación y una vida en el otro sexo.

Hemos malgastado recursos científico y técnicos y dañado nuestra credibilidad profesional colaborando con la locura en lugar de intentar estudiarla, curarla y, en última instancia, prevenirla.
(Traducción de Helena Faccia Serrano, Alcalá de Henares)

Artículo publicado originalmente en
First Things. (inglés)
https://www.firstthings.com/article/2004/11/surgical-sex

Lea sobre esto el caso emblemático de Bruce y Brenda/Brian: Así destruye a la gente la ideología de género: la realidad estremecedora de su inventor, John Money

ADAPTADO DESDE: 
http://www.religionenlibertad.com/por-que-dejamos-de-hacer-operaciones-de-cambio-de-sexo--42897.htm

INFORMACION RELACIONADA: CAMBIO DE SEXO POR VOLUNTAD DE EL MÉDICO.
VARÓN BIOLÓGICO PIDE A LOS 14 AÑOS QUE LOS MÉDICOS REVIERTAN LA OPERACION DE CAMBIO HECHA SIN SU CONSENTIMIENTO EN COLOMBIA. JUSTICIA LO APOYA.

https://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-273191


INFORMACION ADICIONAL en inglés
APOYAR EL CAMBIO DE SEXO ES LOCURA, DICE MÉDICO PROFESOR DDE PSIQUIATRÍA.
https://www.cnsnews.com/blog/michael-w-chapman/johns-hopkins-psychiatrist-support-transgenderism-and-sex-change-surgery

APARENTE CAMBIO DE SEXO:CIRUGIA ES MALA DICEN LOS PIONEROS EXPERTOS

50 años de cambios de sexo, desórdenes mentales y demasiados suicidios
Por Walt Heyer
  .
Walt Heyer es un autor y orador público con una pasión para ayudar a otros que lamentan el cambio de género. Nos cuenta: "Hace treinta y tres años me sometí a la cirugía de reasignación de género sólo para descubrir que era un alivio temporal, no una solución a los trastornos comórbidos subyacentes. He escrito libros, artículos publicados, y hablado en público en todo el mundo para iluminar a la gente sobre la prevalencia de suicidio entre las personas trans y sobre los riesgos y pesares de cambio de géneros."
 
 Los primeros pioneros en la cirugía de reasignación de género y los estudios clínicos recientes coinciden en que la mayoría de las personas trans sufren de trastornos psicológicos concomitantes, lo que conduce trágicamente a altos índices de suicidio. La ilegalización de la psicoterapia para las personas trans puede ser políticamente correcto, pero muestra una imprudente indiferencia por la vida humana.

4 de octubre de 1966: El New York Daily News en su sección de farándula informó de una chica visitando los clubes de Manhattan y que admitía haber sido hombre en 1965. Había sido sometida a una operación de cambio de sexo en Baltimore en la clínica de género de la Universidad Johns Hopkins.

En 1979, trece años después, suficientes cirugías de género se habían realizado para evaluar los resultados. Ya era tiempo de tener un informe basado en pacientes reales.

1970: ¿Qué tan efectiva fue la cirugía de cambio? ¿Cuáles fueron los resultados para las personas transgénero?

El primer informe proviene del Dr. Harry Benjamin, un firme defensor de la terapia hormonal en el cambio de género y la cirugía de reasignación de género, que dirigía una clínica privada para los transexuales. De acuerdo con un artículo en el Journal of Gay & Lesbian Mental Health, “En 1972, Benjamin había diagnosticado, tratado, y hecho amistad con al menos un millar de los diez mil estadounidenses se sabe son transexuales”.

El endocrinólogo Carlos Ihlenfeld, colega endocrinólogo del Dr. Benjamín, administró terapia hormonal a unas 500 personas transgénero en un período de seis años en la clínica de Benjamin-hasta que empezó a preocuparse por los resultados. “Hay demasiado descontento entre las personas que se han practicado la cirugía”, dijo. “Muchos de ellos terminan como suicidas. El 80% de los que quieren cambiar su sexo no deberían hacerlo. “Pero incluso para el 20% que pensaba podrían ser buenos candidatos, el cambio de sexo no es, de ninguna manera, una solución para los problemas de la vida. Él piensa que es más como una especie de respiro. “Compra tal vez unos 10 o 15 años de una vida más feliz,” dijo, “y vale la pena por eso”.

Pero entonces, el mismo Ihlenfeld nunca se practicó un “cambio de sexo”. Yo lo hice, y estoy en desacuerdo con él en ese último punto: Ese respiro realmente no vale la pena. Después de que tuviera ese respiro por siete u ocho años, ¿Qué sucedió? Estaba peor que antes. Me veía como una mujer en mis documentos legales, me identificaba como una mujer –sin embargo, me daba cuenta de que al final del “respiro”, yo quería ser un hombre casi tan apasionadamente como alguna vez había anhelado ser una mujer. La recuperación fue difícil.

No obstante, en base a su experiencia en el tratamiento de 500 personas trans, el Dr. Ihlenfeld llegó a la conclusión de que el deseo de cambiar de género muy probablemente se deriva de factores psicológicos potentes. Él afirmó en Transgender Subjectivities: A Clinician’s Guide (Subjetividades Transgénero: Una Guía Clínica), “Lo que sea que haya hecho la cirugía, no llenó un anhelo básico para algo que es difícil de definir. Esto va junto con la idea de que estamos tratando de resolver superficialmente algo que es mucho más profundo. “El Dr. Ihlenfeld dejó la endocrinología en 1975 para comenzar una residencia en psiquiatría.

Hace unos tres años, mientras escribía mi libro Paper Genders (Géneros de papel), tenía curiosidad y llamé al doctor Ihlenfeld para preguntarle si había cambiado de opinión sobre las declaraciones que había hecho en 1979. Ihlenfeld fue amable conmigo en el teléfono y rápidamente dijo que no, no había cambiado de opinión. Es interesante en la atmósfera actual de la corrección política que el Dr. Ihlenfeld, un homosexual, sostiene la opinión de que la cirugía de reasignación de género no es la respuesta para aliviar los factores psicológicos que conducen a la compulsión de cambiar género. Aprecio su honesta evaluación clínica de las pruebas y su negativa a doblar los resultados médicos para adaptarse a un punto de vista político en particular.

A continuación, echemos un vistazo a la Clínica de Género de la Universidad Johns Hopkins, donde la “chica” transexual de la nota de chismes del New York Daily News tuvo su cirugía. El Dr. Paul McHugh se convirtió en director de psiquiatría y ciencias del comportamiento a mediados de la década de los setentas y le pidió al Dr. Jon Meyer, director de la clínica en ese tiempo, llevar a cabo un estudio exhaustivo de los resultados de las personas tratadas en la clínica. McHugh dice,

[Los que se sometieron a cirugía] han cambiado poco en su estado psicológico. Tenían en gran medida los mismos problemas con las relaciones, el trabajo y las emociones que tenían antes. La esperanza de que emergieran de sus dificultades emocionales para florecer psicológicamente no se habían cumplido.

En 2015 me senté frente a Dr. McHugh en su despacho de la Universidad Johns Hopkins y le hice la misma pregunta que le había hecho el Dr. Ihlenfeld: ¿había cambiado de opinión con respecto a los géneros quirúrgicamente hechos? McHugh me dijo que todavía no ha visto una justificación médica para la alteración quirúrgica de los genitales, y que es la obligación de los médicos seguir a la ciencia para ver hacia donde nos conduce, en lugar de ignorar la ciencia para avanzar en lo que es correcto políticamente.

Estos dos médicos poderosos e influyentes fueron los primeros pioneros en el tratamiento de la transexualidad. El Dr. Ihlenfeld es un psiquiatra homosexual; El Dr. Paul McHugh es un psiquiatra heterosexual. Ambos llegaron a la misma conclusión, entonces y ahora: La cirugía no resuelve los problemas psicológicos de los pacientes.

2000: ¿Fueron los factores psicológicos de las clínicas Hopkins y Benjamín apoyadas por estudios posteriores?

Los estudios muestran que la mayoría de las personas trans tienen otros desórdenes psicológicos o morbilidad ocurriendo al mismo tiempo.

Un estudio de 2014 encontró que el 62.7% de los pacientes con diagnóstico de disforia de género tenía al menos un trastorno co-ocurrente, y se encontró a un 33% que tenía trastornos depresivos mayores, vinculados con ideación suicida. Otro estudio de 2014 de cuatro países europeos encontró que casi el 70% de los participantes mostró uno o más trastornos del Eje I, principalmente trastornos afectivos (humor) y de ansiedad.

En 2007, el Departamento de Psiquiatría de la Case Western Reserve University en Cleveland, Ohio, se comprometió a realizar una revisión clínica de los trastornos comórbidos de los últimos 10 pacientes entrevistados en su Clínica de Identidad de género. Ellos encontraron que “el 90% de estos pacientes tenían al menos una otra forma significativa de psicopatología. . . [Incluyendo] problemas del estado de ánimo y la regulación de la ansiedad y la adaptación en el mundo. Dos de los 10 han tenido remordimientos significativos persistentes acerca de sus transiciones anteriores”.

Sin embargo, en el nombre de “derechos civiles”, las leyes se están aprobando en todos los niveles de gobierno para evitar que los pacientes transexuales reciban terapias para diagnosticar y tratar los trastornos mentales co-ocurrentes.

Los autores del estudio de la Case Western Reserve University parecían ver venir esta ola legal cuando dijeron:

Este hallazgo parece estar en marcado contraste con la retórica pública, forense, y profesional de muchos de los que cuidan de adultos transexuales. . . Dar un énfasis a los derechos civiles no es un sustituto para el reconocimiento y el tratamiento de la psicopatología asociada. Los especialistas de identidad de género, a diferencia de los medios de comunicación, tienen que estar preocupados por la mayoría de los pacientes, no sólo los que aparentemente están funcionando bien en su transición.

Como alguien que pasó por la cirugía, estoy totalmente de acuerdo. La política no se mezcla bien con la ciencia. Cuando la política se impone sobre la medicina, los pacientes son los que sufren.

¿Qué hay de los suicidios?

Vamos a conectar los puntos. Las personas transgénero reportan intentos de suicidio en una asombrosa tasa superior al 40%. De acuerdo con Suicide.org, el 90% de todos los suicidios son el resultado de trastornos mentales no tratados. Más del 60% (y, posiblemente, hasta un 90%, como se muestra en Case Western) de las personas trasgénero, padecen trastornos psiquiátricos comórbidos, los cuales frecuentemente quedan completamente sin ser tratados.
¿El tratar con trastornos psiquiátricos subyacentes podría prevenir los suicidios transgénero? Creo que la respuesta es un rotundo “sí”.

La evidencia nos está mirando a la cara. Trágicamente un elevado número de personas transexuales intentan suicidarse. El suicidio es el resultado de los trastornos mentales no tratados. La mayoría de las personas trans sufren de trastornos comórbidos no tratados, sin embargo, contra toda razón, las leyes están siendo promulgadas para evitar su tratamiento.
Escribo desde una profunda preocupación por los hombres y las mujeres transexuales que intentan suicidarse, que no están conformes, y que quieren volver a su género de nacimiento. Los otros –los que parecen funcionar bien en transición, al menos por ahora durante su “respiro” –son celebrados en los medios de comunicación. Pero he oído de otros: los que prefieren permanecer ocultos, que están contemplando el suicidio, cuyas vidas están destrozadas, que han tenido la cirugía, pero que todavía tienen debilitantes cuestiones físicas o psicológicas, aquellos cuyo respiro se ha terminado.

En la década de 1970 y ahora, la cirugía de reasignación de género se realiza de forma rutinaria cuando se solicita. Las personas transgénero son la única población a quienes se les ha permitido hacer su propio diagnóstico de disforia de género únicamente sobre la base de su deseo en realizarse la cirugía de cambio de sexo, y no porque la comunidad médica ha encontrado pruebas objetivas de que es médicamente necesario este tipo de cirugía.

Después de cincuenta años de la intervención quirúrgica en los Estados Unidos, una base científica para el tratamiento quirúrgico de las personas trans no existe todavía. Un grupo de trabajo encargado por la Asociación Americana de Psiquiatría, que hizo una revisión de la literatura sobre el tratamiento del trastorno de identidad de género, en 2012 declaró: “Se determinó que la calidad de evidencia relacionada con la mayoría de los aspectos del tratamiento, en todos los subgrupos, es baja”. En 2004 , la revisión de más de 100 estudios médicos internacionales de transexuales operados no encontraron “evidencia científica sólida de que la cirugía de reasignación de género es clínicamente eficaz”.

Escuchamos los ecos de los pioneros en las clínicas Hopkins y Benjamin y vemos que sus primeras conclusiones confirman estudios actuales, mostrando una y otra vez la existencia de trastornos psiquiátricos y psicológicos en las mentes de los cambiadores de género ¿pero quién está prestando atención?

Escarnio y vilipendio esperan a cualquier persona que se atreva a sugerir que la psicoterapia es necesaria para tratar con eficacia la disforia de género. El Dr. McHugh, el Dr. Ihlenfeld, y otros como ellos muestran una gran integridad cuando plantean públicamente su preocupación por los problemas psicológicos existentes en el género de los cambiadores, y cuando presionan en contra del “enfoque aplastante” de tratamiento que proporciona hormonas y cirugía de reasignación, sin primero buscar un tratamiento menos invasivo y alterador de vida.

Los defensores y los pacientes transgénero temen que, si un psicólogo o un psiquiatra busca demasiado profundo en la psique del paciente, pudiera descubrir la presencia de un trastorno que, si se trata adecuadamente, le quitaría el sueño de cambiar de sexo, una fantasía que nutre la mayor parte de su vida. Vivir en la negación es a menudo un medio de escape, una manera de evitar mirar hacia atrás en los eventos de la primera infancia y hacer el trabajo duro de hacer frente a un pasado doloroso. Las causas de estos trastornos están tan profundamente enterradas, y agitarlas lleva a altos niveles de ansiedad, que modificar la propia identidad y apariencia, aun cuando es algo extremo, parece preferible.

Hace treinta y tres años me sometí a la cirugía de reasignación de género sólo para descubrir que era un alivio temporal, no una solución a los trastornos comórbidos subyacentes. He escrito libros, artículos publicados, y hablado en público en todo el mundo para iluminar a la gente sobre la prevalencia de suicidio entre las personas trans y sobre los riesgos y pesares de cambio de géneros.

Las cadenas de televisión como ABC que exaltan a transgéneros, como Bruce Jenner, en su agitación psicológica, hacen un gran perjuicio a las personas transgénero y a quienes los tratan, negándoles un ambiente seguro en el que aborden las cuestiones más profundas de trastornos comórbidos y el suicidio. Continuar ignorando la historia y las advertencias en los estudios e informes –por más inconvenientes o políticamente incorrectas que puedan parecer, no es una solución para el tratamiento de trastornos psicológicos. Hacer caso omiso de los suicidios no ayudará a prevenirlos. Ilegalizar ciertas intervenciones médicas cuando sabemos que el 90% de los suicidios se deben a trastornos mentales no tratados y que la mayoría de las personas trans padecen trastornos psicológicos coexistentes, no impulsa protocolos de tratamiento efectivos; se apaga la libertad de seguir hacia donde la ciencia conduce.
Permitir que un programa político anule y silencie el proceso científico no evitará los suicidios ni conducirá a mejores tratamientos para esta población. No es compasión; es una indiferencia imprudente hacia la vida de las personas.

Walt Heyer es un autor y orador público con una pasión para ayudar a otros que lamentan el cambio de género. A través de su página web, SexChangeRegret.com , y su blog, WaltHeyer.com, Heyer sensibiliza al público acerca de la incidencia de pesar y las consecuencias trágicas sufridas como resultado. La historia de Heyer se puede leer en forma de novela en Kid Dakota and The Secret at Grandma’s House (El niño de Dakota y el secreto en la casa de la abuela) y en su autobiografía, A Transgender’s Faith (La fe de un Transexual). Otros libros de Heyer incluyen Paper Genders (Géneros de papel) y Gender, Lies and Suicide (Género, mentiras y suicidio).

miércoles, 1 de febrero de 2017

PEDRO NO FUE EL PRIMER PAPA

¿FUE PEDRO EL PRIMER PAPA? 

“El cardenal Jorge Mario Bergoglio S. I. ha sido elegido Sumo Pontífice, 265 sucesor de Pedro.” (VATICAN INFORMATION SERVICE, CIUDAD DEL VATICANO, 13 DE MARZO DE 2013)
“El obispo de Roma tiene el derecho de primacía sobre la Iglesia universal dado que es el sucesor de San Pedro, quien recibió de Jesucristo esta prerrogativa.” (LA PRIMAUTÉ DE L’ÉVEQUE DE ROME DANS LES TROIS PREMIERS SIÈCLES [LA PRIMACÍA DEL OBISPO DE ROMA EN LOS PRIMEROS TRES SIGLOS], DE VINCENT ERMONI, 1903)
“Si alguno, pues, dijere [...] que el Romano Pontífice no es sucesor del bienaventurado Pedro en el mismo primado, sea anatema [es decir, un excomulgado].” (PRIMER CONCILIO VATICANO, 18 DE JULIO DE 1870)
PARA millones de católicos de todo el mundo, la decisión de 1870 del primer Concilio Vaticano es un dogma de la Iglesia, una enseñanza clave. Pero lo que importa es saber si se trata de una enseñanza bíblica. Es más, ¿es el papa Francisco el sucesor del apóstol Pedro? ¿Y fue Pedro el primer papa?

“SOBRE ESTA PIEDRA EDIFICARÉ MI IGLESIA”

El decreto del Concilio Vaticano de 1870 se basó principalmente en su interpretación de Mateo 16:16-19 y Juan 21:15-17. Al leer las conversaciones entre Jesús y Pedro en estos pasajes y en otros relatos de la Biblia, vemos que el apóstol tuvo un papel clave en los inicios del cristianismo. De hecho, cuando se conocieron, Jesús predijo que Pedro mostraría tener cualidades como las de una piedra (Juan 1:42). Pero ¿le dio Jesús un puesto superior?

En Mateo 16:17, 18, leemos estas palabras de Jesús: “Y yo te digo: ‘Tú eres Pedro [nombre que significa “Un Trozo de Roca”], y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la Muerte no prevalecerá contra ella’”.* ¿Estaba diciendo Jesús que Pedro, un humano, sería el fundamento de su “Iglesia” o congregación? ¿Estaría por encima del resto de los seguidores de Jesucristo? ¿Cómo interpretaron esas palabras los apóstoles que estaban escuchando? Los Evangelios muestran que, después de esa conversación, discutieron en varias ocasiones sobre quién de ellos era el más importante (Mateo 20:20-27; Marcos 9:33-35; Lucas 22:24-26). Si Jesucristo le hubiera dado un puesto superior a Pedro, ¿habría alguna duda de quién era el más importante de los apóstoles?

¿Qué entendió el propio Pedro con las palabras de Jesús? Al ser judío, sin duda conocía bien las profecías hebreas que hablaban de una “piedra” o “piedra angular” (Isaías 8:13, 14; 28:16; Zacarías 3:9). Cuando Pedro les escribió una carta a otros cristianos, les explicó que esa “piedra” de la que se había profetizado era el Señor Jesucristo, el Mesías. El apóstol utiliza el término griego petra para referirse exclusivamente a Cristo, precisamente la misma palabra que usó Jesús en Mateo 16:18 (1 Pedro 2:4-8).

El apóstol Pablo también fue un discípulo fiel de Jesucristo. ¿Creía él que Jesús le había otorgado cierta primacía a Pedro? Pablo reconoció el papel de Pedro en la congregación cristiana del primer siglo. Dijo que el apóstol estaba entre los que eran “considerados como columnas de la Iglesia”. Es decir, para Pablo había más de una columna (Gálatas 2:9). Además, si Jesús hubiera nombrado a Pedro cabeza de la congregación cristiana, ¿habría dicho Pablo que los demás cristianos lo consideraban una de las columnas de la Iglesia?

Cuando en una ocasión Pablo reprendió a Pedro porque no trataba igual a todas las personas, escribió luego de forma respetuosa pero directa: “Yo le hice frente porque su conducta era reprensible” (Gálatas 2:11-14). Esto muestra que para Pablo, Jesús no había fundado su Iglesia, o congregación, sobre Pedro ni sobre ningún otro hombre imperfecto. Más bien, sabía que el fundamento de la congregación era Jesucristo. Pablo estaba convencido de que “esa roca era Cristo” (1 Corintios 3:9-11; 10:4).

“TÚ ERES PEDRO...”

Entonces, ¿qué significan las palabras: “Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia”? Para entender bien este pasaje, es necesario leer el contexto. ¿De qué estaban hablando Jesús y Pedro? Jesús acababa de preguntarles a sus discípulos: “¿Quién dicen que soy?”. Sin dudarlo ni un instante, Pedro contestó: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo”. Jesús lo felicitó por su respuesta y agregó que edificaría su “Iglesia” o congregación sobre una “piedra” más sólida; la piedra en la que Pedro acababa de expresar su fe: Jesucristo mismo (Mateo 16:15-18).

¿QUÉ SIGNIFICAN LAS PALABRAS “TÚ ERES PEDRO Y SOBRE ESTA PIEDRA EDIFICARÉ MI IGLESIA”?

Fue por ello que muchos de los “Padres de la Iglesia” indicaron en sus escritos que la piedra mencionada en Mateo 16:18 es el Cristo. Por ejemplo, en el siglo quinto, Agustín de Hipona escribió: “El Señor dijo: ‘Sobre esta piedra edificaré mi Iglesia’; porque Pedro había dicho: ‘Tú eres Cristo, el Hijo del Dios vivo’. Y el Señor respondió: ‘Sobre esta piedra que tú confiesas, edificaré mi Iglesia’”. Agustín enfatizó en varias ocasiones que “la piedra era Cristo”.

Si Agustín y otros como él fueran juzgados según la doctrina actual de la Iglesia Católica, serían considerados herejes. De hecho, no serían los únicos. El teólogo suizo Ulrich Luz dice que muchos eruditos bíblicos modernos han llegado a la conclusión de que la “piedra” es Jesús, por lo que también serían considerados herejes por el Concilio Vaticano de 1870.

¿ES EL PAPA EL SUCESOR DE PEDRO?

El título “papa” era completamente desconocido para el apóstol Pedro. Lo cierto es que hasta el siglo noveno, fuera de Roma muchos obispos lo utilizaban para referirse a sí mismos. Además, el término casi no se usó como título oficial hasta el siglo once. Lo que es más, los primeros cristianos no creían que el apóstol Pedro hubiera recibido alguna primacía ni que esta se hubiera pasado a ningún sucesor. Por esto, el erudito alemán Martin Hengel llegó a la conclusión de que “no hay pruebas históricas ni teológicas para el ‘primado’ papal”.

Entonces, ¿fue Pedro el primer papa? ¿Tuvo sucesores en el cargo? ¿Es el dogma católico sobre la primacía papal una enseñanza bíblica? La única respuesta válida a cada una de estas preguntas es no. Jesucristo edificó sobre sí mismo su iglesia, la verdadera congregación cristiana (Efesios 2:20). Ahora nos toca a cada uno de nosotros responder a una importante pregunta: “¿He hallado la verdadera iglesia de Cristo?”.

Todas las citas de este artículo están tomadas de la Biblia El libro del Pueblo de Dios, que es la traducción disponible en la página oficial de Internet del Vaticano.
-
HISTORIA DE LA PRIMACÍA PAPAL:

Año 32: Jesús predice que edificará su iglesia, o congregación, sobre sí mismo; no le otorga ninguna primacía al apóstol Pedro.

55-64: Los apóstoles Pablo y Pedro escriben varias cartas en las que exponen que Jesús es el único fundamento de la congregación cristiana.

254-257: Esteban, obispo de Roma, promueve la idea de que tiene autoridad sobre los demás obispos por ser sucesor de Pedro. Sin embargo, otros obispos, como Firmiliano de Cesarea y Cipriano de Cartago rechazan sus pretensiones.

296-304: Primer registro conocido que confirma el uso del título “papa” para referirse al obispo de Roma.

Siglo quinto: León I, obispo de Roma, usa Mateo 16:18 para defender su superioridad sobre el resto de los obispos.

Siglo sexto: Aumenta el uso del título “papa” para hacer referencia al obispo de Roma; pero los obispos fuera de Roma continúan empleándolo para ellos mismos hasta el siglo noveno.

1075: El papa Gregorio VII anuncia que el título “papa” es exclusivo para el obispo de Roma. Según cierto historiador, el Dictatus Papae (Dictados del papa) de Gregorio VII hace que el papado “parezca reemplazar a Cristo”.

1870: El primer Concilio Vaticano establece que el “Romano Pontífice es sucesor del bienaventurado Pedro, príncipe de los apóstoles, y verdadero vicario de Cristo, cabeza de toda la Iglesia”

Fuente(s): 

1.La Biblia. "El libro del Pueblo de Dios" , (traducción disponible en la página oficial de Internet del Vaticano)
2. Libros de Historia.

3. http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/2015889

sábado, 17 de diciembre de 2016

VIRGEN QUE LLORA REALIDAD O FRAUDE

 VIRGEN QUE LLORA EXPLICACION CIENTÍFICA

Jorge Moreno/SIPSE

MÉRIDA, Yuc.- Varios lectores han sugerido que hablemos sobre un fenómeno de lo más sorprendente y polémico dentro del mundo paranormal, que son aquellas estatuas de mármol, yeso o madera representando una Virgen o un Cristo, que misteriosamente comienzan a "llorar" lágrimas de agua y/o sangre.
Y decimos que es polémico el tema porque más allá de lo sorprendente del fenómeno implica a la religión. Las diversas explicaciones que se han barajado son la intervención divina, el fenómeno paranormal (como el poltergeist, producido por la sugestión de una persona, propiciando la materialización de la sangre) y también el fraude, pues hay lamentables casos de falsificación que han demeritado este tema.
El milagro, lo que se entiende como las intervenciones directas de Dios alterando las leyes de la naturaleza a favor del hombre, no son dogma de fe para la Iglesia.
Los cristianos no están obligados a creer en ellos, pues no han sido ni aprobados ni reprobados por la sede apostólica, la cual permite que se crea en ellos con la mera fe humana.

Buscan explicación razonable

Por lo tanto, la iglesia aún sin aceptar que tales evidencias de vírgenes o santos que lloran sean "milagros", autoriza la devoción si ella favorece la fe de los creyentes; si el caso es muy fuerte, la Conferencia Episcopal, reacia a la fácil credulidad, nombra una comisión con científicos y teólogos (aunque todos curas), que tratan de buscar explicaciones racionales al fenómeno.

Y mientras que muchas de las imágenes que sudan o lloran sangre continúan siendo un auténtico misterio, en algunas ocasiones se puede probar que todo es un fraude. O bien, natural como una condensación de vapor de agua; o humano, como tubos en el interior de la estatua, o sustancias que se licuan ante cambios de temperatura, etc.

Fraude en Portugal

Un ejemplo de esto es lo que ocurrió en mayo de 2011, cuando algunos vecinos de Oleiros (Portugal) se dieron cuenta de que la imagen de la Virgen de Fátima sólo lloraba sangre cuando las puertas de la capilla del internado o abrigo se cerraban, y comenzaron a desconfiar del hermano Edmundo, el promotor del supuesto milagro.
Las sospechas resultaron acertadas, pues descubrieron que Edmundo Estevao, enfermero de 56 años y responsable del internado del Sagrado Corazón de Jesús de Oleiros, a pocos kilómetros de la frontera con Cáceres, "falsificaba" el asombroso fenómeno.
Sintiéndose descubierto, el hermano, que decía pertenecer a los capuchinos, se bebió una porción de insecticida con el fin de quitarse la vida, pero el drástico remedio tan sólo le costó una grave intoxicación... Y que unos enfurecidos vecinos estén esperando su salida del hospital.
Todo comenzó el día 3 de mayo, cuando Edmundo anunció que la imagen de la Virgen había llorado lágrimas incoloras y la mañana siguiente, lágrimas de sangre.
Más de 50,000 personas, atraídas por el fenómeno, peregrinaron a la capilla del internado, depositando muchas de ellas ante la imagen, ofrendas de oro y dinero.
Todo el mundo creía en el milagro, menos el precavido obispo de Castelo Branco, Augusto Silva, quién no veía claro el asunto y recomendó prudencia a la espera de los análisis de sangre. Un primer análisis concluyó que se trataba de sangre no humana indeterminada e incompatible con cualquier grupo sanguíneo humano, posiblemente la sangre de una paloma.

Divino negocio

En Yucatán, fue muy conocido el caso de la señora Mildred May, de Chicxulub Pueblo, quien hace cuatro años aseguraba que la Virgen de Guadalupe que tenía en su poder lloraba lágrimas, pero cuando ésta dejó de hacerlo, comenzó a ponerle agua purificada para continuar con el “negocio”, pues pedía limosnas y “rentaba” a la Virgen para que la adoraran.

 FUENTES:
http://sipse.com/milenio/enigmas-yucatan-jorge-moreno-virgenes-que-lloran-realidad-o-fraude-86102.html


MILDRED MAY
http://sipse.com/milenio/el-fraude-de-la-virgen-que-llora-en-chicxulub-pueblo-27662.html

jueves, 24 de noviembre de 2016

DILUVIO PECES COMO SOBREVIVIERON, PLANTAS

Encontré este artículo en Internet.:
¿Cómo sobrevivieron los peces de agua salada la dilución con el agua dulce, o cómo sobrevivieron los peces de agua dulce en agua salada? ¿Cómo sobrevivieron las plantas?
Si toda la Tierra fue cubierta por agua en el Diluvio, entonces hubo una mezcla de agua dulce y salada. Muchas de las especies de peces de hoy son especializadas y no sobreviven en agua de salinidad radicalmente diferente a la de su hábitat. ¿Así que, cómo sobrevivieron el Diluvio?
Note que la Biblia dice que en el Arca sólo había animales terrestres que respiraban aire y pájaros (Génesis 7:14,15; 21- 3). 
Como vimos anteriormente, el Diluvio se inició por el rompimiento de las 'fuentes del grande abismo' (Génesis 7:11). Sea lo que hayan sido las ‘fuentes del gran abismo’ (vea el capítulo 9), el Diluvio debió haber estado asociado con movimientos terrestres masivos, debido al peso del agua, lo que habría resultado en gran actividad volcánica. 
Los volcanes emiten grandes cantidades de vapor, y la lava debajo del agua crea agua/vapor caliente, que disuelve minerales, añadiéndo sal al agua. Además, la erosión que acompañó el movimiento de las aguas fuera de los continentes después del Diluvio habría añadido sal a los océanos. En otras palabras, esperaríamos que las aguas del océano pre-diluviano fueran menos saladas que después del Diluvio.
El problema de los peces al enfrentarse a la salinidad es éste: los peces en agua dulce tienden a absorber agua por ósmosis por la salinidad en sus líquidos corporales. Los peces en agua salada tienden a perder agua porque el agua a su alrededor es más salada que los líquidos de sus cuerpos.

La adaptación de agua dulce/salada en los peces de hoy 

Muchas especies estuarias y de agua marina pueden tolerar grandes cambios en la salinidad. Las estrellas de mar tolerarían un 16-18% de la concentración normal de sal de mar indefinidamente. Los cirrópodos pueden aguantar una exposición a menos de una décima de la concentración usual de sal del agua marina. 
Existen especies migratorias que viajan entre agua salada y agua dulce. Por ejemplo el salmón, el róbalo rayado y el esturión del Atlántico engendran en agua dulce y maduran en agua salada. Las anguilas se reproducen en agua salada y maduran en lagos y corrientes de agua dulce. Así que, muchas especies de peces de hoy pueden ajustarse tanto al agua dulce como salada.
Inclusive hay evidencia de especialización después del Diluvio dentro de una clase de pez. Por ejemplo, el esturión del Atlántico es unaespecie migratoria de agua salada/dulce pero el esturión Siberiano vive sólo en agua dulce. 
Muchas familias1 de peces tienen especies tanto de agua dulce como salada. Estas incluyen las familias del pez sapo y el pez globo (batrachoididae), los Belonidos o peces agujas (Belonidae y Lepisosteidae), las amias (Amiidae), los esturiones (Acipenseridae), sardinas (Clupeidae)/ anchoas (Engraulis), salmones (salmonidae)/truchas/lucios (Esocidae), bagres (Ictuluridae), chalacos (Gobiesocidae), espinosos (Gasterosteidae), escórporas, peces dragones, y escorpiones de mar (scorpaenidae) y la familia de peces planos (acanthopterygii). De hecho, la mayoría de los órdenes existentes tienen representantes tanto de agua dulce como salada. Esto sugiere que la habilidad para tolerar grandes cambios en la salinidad pudieron haber estado presentes en la mayoría de los peces en el momento del Diluvio. La especialización debió haber resultado en la pérdida de esta habilidad en muchas especies desde entonces (vea el capítulo 1). 
Los híbridos de trucha salvaje (agua dulce) y salmón doméstico (especie migratoria) han sido descubiertos en Escocia 2, sugiriendo que las diferencias entre tipos de agua dulce y marina pueden ser menores. 
Los riñones de las especies de agua dulce excretan el exceso de agua (orina de baja concentración salina) y aquellos de especies marinas excretan el exceso de sal (orina de alta concentración salina). Los tiburones de agua salada tienen concentraciones altas de urea en la sangre para retener agua en el ambiente de agua salada mientras que los tiburones de agua dulce tienen concentraciones bajas de urea para evitar acumular agua. Las especies de peces sierra que se mueven de agua salada a agua dulce incrementan su salida de orina veinte veces y la concentración de sangre urea decrece a menos de un tercio. 
Algunos acuarios usan la habilidad de los peces para adaptarse a aguas de diferente salinidad para exhibir especies de agua dulce y agua salada en un mismo lugar. El pez se puede adaptar si la salinidad se cambia lentamente.
Así que, muchas especies de peces hoy tienen la capacidad de adaptarse tanto a agua dulce como salada a lo largo de su vida.
Los mamíferos acuáticos como las ballenas y los delfines habrían sobrevivido al Diluvio fácilmente, sin ser dependientes de agua limpia para obtener su oxígeno.
Muchas criaturas marinas habrían muerto en el Diluvio debido a la turbulencia del agua, cambios en la temperatura, etc. El registro fósil testifica de la destrucción masiva de la vida marina con el 95% del registro fósil siendo de criaturas marinas.3 Esto es consistente con el relato Bíblico del Diluvio comenzando con el rompimiento de las 'fuentes del grande abismo'.
Hay una posibilidad de que capas estables de agua dulce y agua salada se hayan desarrollado y persistido en algunas partes de la tierra.
El agua dulce puede sentarse sobre agua salada por largos periodos de tiempo. La turbulencia pudo haber sido suficientemente baja en latitudes altas para que tales capas persistieran y permitieran la supervivencia tanto de animales de agua dulce como de agua salada en esas áreas.

Supervivencia de las plantas

Muchas semillas terrestres pueden sobrevivir largos periodos en varias concentraciones de agua salada 4. De hecho, el agua salada impide la germinación de algunas especies de manera que la semilla dura más que en agua dulce. Otras plantas pudieron haber sobrevivido en masas flotantes de vegetación, o en piedra volcánica porosa. Inclusive se pudieron haber reproducido asexualmente con los restos de muchas plantas.
Muchas pudieron haber sobrevivido como reservas de comida accidentales y planeadas en el Arca. Muchas semillas tienen dispositivos para adherirse a animales, y algunas pudieron haber sobrevivido el Diluvio por este medio. Otras pudieron sobrevivir en los estómagos de los cadáveres hinchados y flotantes de herbívoros muertos.
La hoja de olivo traída a Noé por la paloma (Génesis 8:11) muestra que las plantas se estaban regenerando antes de que Noé y compañía salieran del Arca.

Conclusión

Existen muchas explicaciones posibles y sencillas para mostrar cómo los peces de agua dulce y salada y las plantas sobrevivieron al Diluvio. No hay razón para dudar de la realidad del Diluvio como se describe en la Biblia.
Lectura Recomendada: John Woodmorappe, Noah’s Ark: A Feasibility Study (El Arca de Noé: Un Estudio de Factibilidad), Santee, CA: Institute for Creation Research, 1996.

Referencias

1. ‘Familia’ es uno de los niveles primarios de clasificación para los peces. En los peces hay amplia evidencia de hibridización entre familias. La familia trucha/salmón, por ejemplo—sugiriendo que las familias pueden representar el “género” bíblico en los peces.
2. B. Charron, ‘Escape to Sterility for Designer Fish’. Revista New Scientist, 146:22, Mayo 27, 1995.
3. Existe un gran número de fósiles marinos. Si estos en realidad se formaron de la manera que dicen los evolucionistas (a través de cientos de millones de años), entonces los fósiles transicionales mostrando el cambio gradual de una especie a otra debería ser más evidente allí. Pero son evidentes por su ausencia. Aún más, fósiles de cosas como medusas, estrellas marinas y almejas se encuentran cerca del fondo del registro fósil de los organismos multicelulares, y todavía se encuentran por aquí, fundamentalmente sin cambios.
4. G.F. Howe, ‘Seed Germination, Sea Water, and Plant Survival in the Great Flood,’ Creation Research Quarterly, 1968: 105–112. Irónicamente, Charles Darwin similarmente probó que las semillas pudieron sobrevivir meses de humedad en el mar.
Tomado de "Answers in Genesis" 21 de agosto 2009.
https://answersingenesis.org/es/biblia/c%C3%B3mo-sobrevivieron-los-peces-el-diluvio/

domingo, 2 de octubre de 2016

TESTIGOS DE JEHOVÁ ACTUALIZADOS TECNOLÓGICAMENTE

El impacto de la revolución tecnológica y digital ha llegado incluso a la religión. Descubra cómo esta organización ha logrado implementar exitosamente algunas soluciones.


Comúnmente, cuando hablamos de religión, tendemos a asociarlo a grandes edificios casi intocables o a libros muy grandes y antiguos, hojas amarillentas y en muchos casos, hasta desgastadas. Si a eso le sumamos la visión general de las ceremonias, lo asociamos a cultos -en la mayoría de los casos a voces con eco- o un permanente silencio con reprensiones a cualquier tipo de interrupción o distracción por parte de los oyentes y participantes. ¿Sacar el celular o una tablet durante la ceremonia? ¡Imposible!

No obstante, este paradigma parece estar cambiando. A punto de cumplir 73 años, Leda Santa Cruz Figueroa, quien es testigo de Jehová y vive en Santiago de Chile, es una permanente usuaria de su tablet en sus reuniones religiosas. Si bien tenía ciertos conocimientos básicos gracias a un computador que heredó hace siete años, cuando adquirió una tablet, debió aprender desde cero su funcionamiento.
Leda nos cuenta que lee la Biblia desde hace 47 años, por eso una de las cosas que la motivó a usar la aplicación JW Library (desarrollada por los testigos de Jehová) era que ahora podía hacerlo en letra grande, ajustando el tamaño de la letra a su vista. Además, valora mucho que cuando aparece una cita bíblica en alguna revista o libro, con solo pulsar encima de ella, se asoma lo que ese texto en específico dice. Según relata Leda, le encantó la tecnología pues además le permite comunicarse con sus amigos y familiares y ver los videos que transmite el programa Broadcasting de la organización.

Por eso, así como hemos hablado continuamente del impacto de la tecnología y la digitalización en diversas industrias como salud, transporte, educación, finanzas y retail, por nombrar algunas, hoy tenemos una muestra del caso de la religión. Hablaremos concretamente del caso de los Testigos de Jehová.
Independiente del culto y las creencias particulares de cada religión, nos remitiremos a repasar los aspectos que convierten a esta organización en un impresionante ejemplo de los alcances que la tecnología nos brinda hoy en día.

LAS PRINCIPALES HERRAMIENTAS

Así como describimos el inicio del artículo con prácticas comunes de la religión, el contraste con lo que vemos hoy es notable. Los testigos de Jehová alrededor del mundo (unos 8,2 millones de personas) acostumbran utilizar en todas sus reuniones (dos veces a la semana) sus dispositivos móviles como tablets y smartphones para seguir el contenido de la enseñanza que imparten: leer la Biblia, revistas, otras publicaciones de interés y hasta videos.

¿Cómo lo hacen? Gracias a una serie de aplicaciones y sitios web desarrollados por la organización para cargar y posteriormente descargar todo su contenido. A continuación repasaremos algunas:

-Jw.org
Se trata del sitio web oficial de la organización. ¿Lo ha visitado o escuchado alguna vez? No sería raro, pues estamos hablando del sitio web más traducido del mundo, por lejos. Aunque muchos pudiéramos pensar en páginas como Google, Wikipedia, Coca Cola, McDonalds o hasta la misma ONU, ninguna de estas se acerca a la cantidad de lenguas en la que está disponible el sitio jw.org.

Según Pangeanic, uno de los proveedores líderes en servicios de traducción, Wikipedia, con un esfuerzo comunitario de todo el mundo, es la que más se acerca con 287 idiomas. El primer portal comercial es Apple, traducido a unas 130 lenguas. Mientras que la web del Vaticano y la de la Unión Europea están traducidas a 10 y 24 idiomas, respectivamente. En tanto, al cierre de esta nota (la cifra se actualiza permanentemente), el sitio web de los testigos de Jehová está traducido completo o en parte en 861 idiomas, incluidas muchas lenguas originarias y de señas.

En 2013, las visitas diarias que acumulaba el sitio, desde más de 230 países, alcanzaban las 900.000. Mientras que en julio de 2016, jw.org registró más 2,2 millones de visitas diarias, acercándose a los 2 millones de usuarios únicos al día, y concretando un total de más de 253,3 millones de descargas en el mes.

Otro de los aspectos principales de esta web es la posibilidad de descargar contenidos: videos, libros, revistas, folletos, audios, etc. Eso se ve reflejado en las cifras, pues durante el séptimo mes de este año hubo más de 8,1 millones de descargas (en 2013 fueron sólo 1,5 millones). Todo esto organizado en sus más de 600.000 páginas web dentro del mismo sitio.

-Aplicación JW Library
JW Library es la aplicación oficial de los testigos de Jehová. Incluye una traducción de la Biblia, así como libros y folletos para estudiarla a fondo. Está disponible en la App Store, Google Play y Windows Store, entre otras. La app acumula más de 13 millones de descargas y es la principal herramienta para que los miembros de la organización puedan seguir las reuniones ya que incluye el programa semanal de la mismas, además de todas las publicaciones, incluida la Biblia, que se utilizan. NIños, jóvenes, adultos y mayores la emplean indistintamente en sus salones del Reino, los lugares donde se reúnen.

-JW Language
JW Language es una aplicación producida por los testigos de Jehová para ayudar a los que están aprendiendo un idioma, a adquirir más vocabulario y a mejorar sus habilidades para comunicarse en la predicación y en las reuniones de la congregación. Permite elegir uno de los 22 idiomas disponibles como su idioma materno y otro como el idioma que desea aprender. Aunque, como todas las otras aplicaciones y herramientas, es pública y abierta, JW Language está enfocada principalmente para los ministros cristianos que se esfuerzan por predicar en otro idioma. Hasta el momento registra más de 1 millón de descargas.

-JW Broadcasting
JW Broadcasting es un canal de televisión por Internet que ofrece programación enfocada en fortalecer la fe de toda la familia. El contenido es producido en el estudio de JW Broadcasting y videos del sitio principal. Se transmiten programas las 24 horas del día, según un horario establecido y a demanda. Puede ver canales, como: Recomendados, Películas, Niños, Jóvenes y Programas espirituales.

-JW Library Sign Language
Esta aplicación descarga, organiza y reproduce los videos de su sitio oficial en lenguaje de señas. Puedes ver, por ejemplo, la Biblia y otras publicaciones adaptadas para señas. Registra hasta ahora más de 500 mil descargas.

¿UNA DECISIÓN TECNOLÓGICA?
Para conocer con mayor detalles la obra y las razones tras este enorme despliegue, conversamos en Brooklyn, Nueva York con Salvador Fernández, subdirector del sitio jw.org, quien nos explicó las motivaciones que tuvieron para desarrollar una página de esta magnitud. Y aunque, con tales cifras, pareciera que estuviésemos hablando de un sitio con años y años de existencia, todo esto partió hace no mucho.
“Hace unos cuatro años empezamos a consolidar nuestro contenido en jw.org y como sabes, las tablets y smartphones no tienen más de siete u ocho años. Conforme se fueron haciendo maś populares, empezamos a notar que nuestros contenidos podían ser vistos en esos dispositivos y fue cuando lanzamos estos servicios”, relata Fernández.

¿Habrá sido una decisión difícil de tomar, considerando los estigmas o tradiciones que en general tienen la religiones? El directivo nos cuenta:  “Como tenemos un objetivo bien marcado que es ayudar a la gente a que mediante la Biblia conozca mejor a DIos y mejore su calidad de vida, lo que pasa en nuestro caso es que usamos la tecnología como una nueva forma de distribuir nuestro contenido. Entonces, más que sea algo que nos esté cambiando, estamos usando los nuevos medios que se hacen disponibles para cumplir con nuestro objetivo”.

Salvador Fernández explica que, puesto que el objetivo de la organización no es la tecnología en sí, sino que sólo un medio, “no cuesta trabajo adoptarla cuando tienes muy bien definida la misión de tu organización y cómo te va ayudar a cumplir con el propósito que tienes”. Un principio que, sin duda, puede ser aplicable para cualquier empresa o emprendimiento que se haya visto en la misma controversia respecto a la tecnología.

De hecho, Fernández hace un paralelo con lo sucedido siglos atrás cuando la Biblia no estaba al alcance de todos y no existía la masificación de las copias: “Si queriamos que más personas leyeran la Biblia, había que imprimirla en papel; si ahora queremos que más personas conozcan de eso, hacemos disponible nuestro material para dispositivos móviles”.

Fernández recalca que lo que hacen no es una obra comercial, por lo tanto no están interesados en cobrarle a las personas por acceder al sitio ni tampoco en recibir ingresos por publicidad (¿se imagina cuánto dinero podría obtener un sitio web que registra millones de visitas al día?). Todo se financia con donativos y con la colaboración de voluntarios, profesionales que conforman un equipo completo de programadores, analistas, diseñadores, arquitectos y desarrolladores, entre otros.


Pero más allá de lo monetario, ¿cómo se sustenta un sitio con tales niveles de rendimientos y demandas?

SOPORTE Y ALCANCES
Hasta ahora es evidente el amplio uso de la nube y la movilidad. Pero entre los otros recursos que utilizan para soportar y administrar el sitio, Fernández cuenta la importancia de contar con los nuevos servicios que ofrecen los proveedores cloud.

En esa línea, agrega que en el futuro ampliarán la utilización del mundo móvil y cloud, pero por sobre todo de los microservicios, lo cual les permite reutilizar su propio código y aumentar las interacciones entre sus aplicaciones, APIs que les permita consumir servicios entre sus propios productos. Otra práctica que les facilita la mantención de un sitio de tales dimensiones es el concepto de serverless. Fernández explica que así no tienes que mantener tus servidores, lo cual simplifica, optimiza y hasta permite escalar en línea para cuando la demanda aumenta, pues el propio proveedor de la nube agrega automáticamente más servicios, sin necesidad de que uno lo configure o se preocupe.

Pero, ¿cuánto tráfico debe soportar el sitio? Desde la Oficina de Asuntos Públicos de la organización nos cuentan que la semana pasada del 19 de septiembre, el tráfico para todo el sitio jw.org fue de 44.4 TB.  Es decir, 6.3 TB diariamente.

El subdirector del sitio web resume la lógica detrás de esta obra: “Lo que está pasando es que si la nube es lo más eficiente, usamos la nube; si los móviles es algo que ahora las personas tienen y podemos facilitarles nuestro contenido en sus dispositivos, entonces lo hacemos”.

Para Leda Santa Cruz esto ha sido fantástico y, de hecho, nos relata una experiencia que vivió hace un tiempo, cuando nada de esto era popular, y que marca el cambio de paradigma del que hablamos. Fue cuando invitó a un joven a una de sus reuniones. Resultó que durante el discurso que se daba, el muchacho sacó su celular y estuvo en todo momento con él, lo cual llamó la atención de algunos presentes, pues pensaban que estaba distraído, jugando. Hasta ella misma se sorprendió cuando se dio cuenta de que en realidad lo que estaba haciendo era buscar los textos bíblicos que el orador citaba.

 "Una de las virtudes del sitio web es que es muy sencillo de usar. Entonces, cuando una persona adulta empieza a ver que en lugar de traer una Biblia, más una revista, más un libro que es pesado, puede ver todo eso en un dispositivo, no es de extrañar que cuando vas a una congregación veas a personas mayores que ya tienen una tablet o un teléfono económico que les permita ver contenidos y bajar la app que ofrecemos", concluye Fernández.

* Todas las imágenes cortesía ©Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania.

Por en Internet
ORIGINAL DE
http://tecno.americaeconomia.com/articulos/upgrade-tecnologico-la-religion-asi-lo-hacen-los-testigos-de-jehova