ANUNCIO acerca de COOKIES

NOTA: Este sitio emplea cookies de Google y otros para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Google y otros reciben información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

domingo, 2 de octubre de 2016

TESTIGOS DE JEHOVÁ ACTUALIZADOS TECNOLÓGICAMENTE

El impacto de la revolución tecnológica y digital ha llegado incluso a la religión. Descubra cómo esta organización ha logrado implementar exitosamente algunas soluciones.

Comúnmente, cuando hablamos de religión, tendemos a asociarlo a grandes edificios casi intocables o a libros muy grandes y antiguos, hojas amarillentas y en muchos casos, hasta desgastadas. Si a eso le sumamos la visión general de las ceremonias, lo asociamos a cultos -en la mayoría de los casos a voces con eco- o un permanente silencio con reprensiones a cualquier tipo de interrupción o distracción por parte de los oyentes y participantes. ¿Sacar el celular o una tablet durante la ceremonia? ¡Imposible!
No obstante, este paradigma parece estar cambiando. A punto de cumplir 73 años, Leda Santa Cruz Figueroa, quien es testigo de Jehová y vive en Santiago de Chile, es una permanente usuaria de su tablet en sus reuniones religiosas. Si bien tenía ciertos conocimientos básicos gracias a un computador que heredó hace siete años, cuando adquirió una tablet, debió aprender desde cero su funcionamiento.
Leda nos cuenta que lee la Biblia desde hace 47 años, por eso una de las cosas que la motivó a usar la aplicación JW Library (desarrollada por los testigos de Jehová) era que ahora podía hacerlo en letra grande, ajustando el tamaño de la letra a su vista. Además, valora mucho que cuando aparece una cita bíblica en alguna revista o libro, con solo pulsar encima de ella, se asoma lo que ese texto en específico dice. Según relata Leda, le encantó la tecnología pues además le permite comunicarse con sus amigos y familiares y ver los videos que transmite el programa Broadcasting de la organización.
Por eso, así como hemos hablado continuamente del impacto de la tecnología y la digitalización en diversas industrias como salud, transporte, educación, finanzas y retail, por nombrar algunas, hoy tenemos una muestra del caso de la religión. Hablaremos concretamente del caso de los Testigos de Jehová.
Independiente del culto y las creencias particulares de cada religión, nos remitiremos a repasar los aspectos que convierten a esta organización en un impresionante ejemplo de los alcances que la tecnología nos brinda hoy en día.
LAS PRINCIPALES HERRAMIENTAS
Así como describimos el inicio del artículo con prácticas comunes de la religión, el contraste con lo que vemos hoy es notable. Los testigos de Jehová alrededor del mundo (unos 8,2 millones de personas) acostumbran utilizar en todas sus reuniones (dos veces a la semana) sus dispositivos móviles como tablets y smartphones para seguir el contenido de la enseñanza que imparten: leer la Biblia, revistas, otras publicaciones de interés y hasta videos.
¿Cómo lo hacen? Gracias a una serie de aplicaciones y sitios web desarrollados por la organización para cargar y posteriormente descargar todo su contenido. A continuación repasaremos algunas:

-Jw.org
Se trata del sitio web oficial de la organización. ¿Lo ha visitado o escuchado alguna vez? No sería raro, pues estamos hablando del sitio web más traducido del mundo, por lejos. Aunque muchos pudiéramos pensar en páginas como Google, Wikipedia, Coca Cola, McDonalds o hasta la misma ONU, ninguna de estas se acerca a la cantidad de lenguas en la que está disponible el sitio jw.org.
Según Pangeanic, uno de los proveedores líderes en servicios de traducción, Wikipedia, con un esfuerzo comunitario de todo el mundo, es la que más se acerca con 287 idiomas. El primer portal comercial es Apple, traducido a unas 130 lenguas. Mientras que la web del Vaticano y la de la Unión Europea están traducidas a 10 y 24 idiomas, respectivamente. En tanto, al cierre de esta nota (la cifra se actualiza permanentemente), el sitio web de los testigos de Jehová está traducido completo o en parte en 861 idiomas, incluidas muchas lenguas originarias y de señas.
En 2013, las visitas diarias que acumulaba el sitio, desde más de 230 países, alcanzaban las 900.000. Mientras que en julio de 2016, jw.org registró más 2,2 millones de visitas diarias, acercándose a los 2 millones de usuarios únicos al día, y concretando un total de más de 253,3 millones de descargas en el mes.
Otro de los aspectos principales de esta web es la posibilidad de descargar contenidos: videos, libros, revistas, folletos, audios, etc. Eso se ve reflejado en las cifras, pues durante el séptimo mes de este año hubo más de 8,1 millones de descargas (en 2013 fueron sólo 1,5 millones). Todo esto organizado en sus más de 600.000 páginas web dentro del mismo sitio.
-Aplicación JW Library
JW Library es la aplicación oficial de los testigos de Jehová. Incluye una traducción de la Biblia, así como libros y folletos para estudiarla a fondo. Está disponible en la App Store, Google Play y Windows Store, entre otras. La app acumula más de 13 millones de descargas y es la principal herramienta para que los miembros de la organización puedan seguir las reuniones ya que incluye el programa semanal de la mismas, además de todas las publicaciones, incluida la Biblia, que se utilizan. NIños, jóvenes, adultos y mayores la emplean indistintamente en sus salones del Reino, los lugares donde se reúnen.
-JW Language
JW Language es una aplicación producida por los testigos de Jehová para ayudar a los que están aprendiendo un idioma, a adquirir más vocabulario y a mejorar sus habilidades para comunicarse en la predicación y en las reuniones de la congregación. Permite elegir uno de los 22 idiomas disponibles como su idioma materno y otro como el idioma que desea aprender. Aunque, como todas las otras aplicaciones y herramientas, es pública y abierta, JW Language está enfocada principalmente para los ministros cristianos que se esfuerzan por predicar en otro idioma. Hasta el momento registra más de 1 millón de descargas.
-JW Broadcasting
JW Broadcasting es un canal de televisión por Internet que ofrece programación enfocada en fortalecer la fe de toda la familia. El contenido es producido en el estudio de JW Broadcasting y videos del sitio principal. Se transmiten programas las 24 horas del día, según un horario establecido y a demanda. Puede ver canales, como: Recomendados, Películas, Niños, Jóvenes y Programas espirituales.
-JW Library Sign Language
Esta aplicación descarga, organiza y reproduce los videos de su sitio oficial en lenguaje de señas. Puedes ver, por ejemplo, la Biblia y otras publicaciones adaptadas para señas. Registra hasta ahora más de 500 mil descargas.
¿UNA DECISIÓN TECNOLÓGICA?
Para conocer con mayor detalles la obra y las razones tras este enorme despliegue, conversamos en Brooklyn, Nueva York con Salvador Fernández, subdirector del sitio jw.org, quien nos explicó las motivaciones que tuvieron para desarrollar una página de esta magnitud. Y aunque, con tales cifras, pareciera que estuviésemos hablando de un sitio con años y años de existencia, todo esto partió hace no mucho.
“Hace unos cuatro años empezamos a consolidar nuestro contenido en jw.org y como sabes, las tablets y smartphones no tienen más de siete u ocho años. Conforme se fueron haciendo maś populares, empezamos a notar que nuestros contenidos podían ser vistos en esos dispositivos y fue cuando lanzamos estos servicios”, relata Fernández.
¿Habrá sido una decisión difícil de tomar, considerando los estigmas o tradiciones que en general tienen la religiones? El directivo nos cuenta:  “Como tenemos un objetivo bien marcado que es ayudar a la gente a que mediante la Biblia conozca mejor a DIos y mejore su calidad de vida, lo que pasa en nuestro caso es que usamos la tecnología como una nueva forma de distribuir nuestro contenido. Entonces, más que sea algo que nos esté cambiando, estamos usando los nuevos medios que se hacen disponibles para cumplir con nuestro objetivo”.
Salvador Fernández explica que, puesto que el objetivo de la organización no es la tecnología en sí, sino que sólo un medio, “no cuesta trabajo adoptarla cuando tienes muy bien definida la misión de tu organización y cómo te va ayudar a cumplir con el propósito que tienes”. Un principio que, sin duda, puede ser aplicable para cualquier empresa o emprendimiento que se haya visto en la misma controversia respecto a la tecnología.
De hecho, Fernández hace un paralelo con lo sucedido siglos atrás cuando la Biblia no estaba al alcance de todos y no existía la masificación de las copias: “Si queriamos que más personas leyeran la Biblia, había que imprimirla en papel; si ahora queremos que más personas conozcan de eso, hacemos disponible nuestro material para dispositivos móviles”.
Fernández recalca que lo que hacen no es una obra comercial, por lo tanto no están interesados en cobrarle a las personas por acceder al sitio ni tampoco en recibir ingresos por publicidad (¿se imagina cuánto dinero podría obtener un sitio web que registra millones de visitas al día?). Todo se financia con donativos y con la colaboración de voluntarios, profesionales que conforman un equipo completo de programadores, analistas, diseñadores, arquitectos y desarrolladores, entre otros.
Pero más allá de lo monetario, ¿cómo se sustenta un sitio con tales niveles de rendimientos y demandas?
SOPORTE Y ALCANCES
Hasta ahora es evidente el amplio uso de la nube y la movilidad. Pero entre los otros recursos que utilizan para soportar y administrar el sitio, Fernández cuenta la importancia de contar con los nuevos servicios que ofrecen los proveedores cloud.
En esa línea, agrega que en el futuro ampliarán la utilización del mundo móvil y cloud, pero por sobre todo de los microservicios, lo cual les permite reutilizar su propio código y aumentar las interacciones entre sus aplicaciones, APIs que les permita consumir servicios entre sus propios productos. Otra práctica que les facilita la mantención de un sitio de tales dimensiones es el concepto de serverless. Fernández explica que así no tienes que mantener tus servidores, lo cual simplifica, optimiza y hasta permite escalar en línea para cuando la demanda aumenta, pues el propio proveedor de la nube agrega automáticamente más servicios, sin necesidad de que uno lo configure o se preocupe.
Pero, ¿cuánto tráfico debe soportar el sitio? Desde la Oficina de Asuntos Públicos de la organización nos cuentan que la semana pasada del 19 de septiembre, el tráfico para todo el sitio jw.org fue de 44.4 TB.  Es decir, 6.3 TB diariamente.
El subdirector del sitio web resume la lógica detrás de esta obra: “Lo que está pasando es que si la nube es lo más eficiente, usamos la nube; si los móviles es algo que ahora las personas tienen y podemos facilitarles nuestro contenido en sus dispositivos, entonces lo hacemos”.
Para Leda Santa Cruz esto ha sido fantástico y, de hecho, nos relata una experiencia que vivió hace un tiempo, cuando nada de esto era popular, y que marca el cambio de paradigma del que hablamos. Fue cuando invitó a un joven a una de sus reuniones. Resultó que durante el discurso que se daba, el muchacho sacó su celular y estuvo en todo momento con él, lo cual llamó la atención de algunos presentes, pues pensaban que estaba distraído, jugando. Hasta ella misma se sorprendió cuando se dio cuenta de que en realidad lo que estaba haciendo era buscar los textos bíblicos que el orador citaba.
"Una de las virtudes del sitio web es que es muy sencillo de usar. Entonces, cuando una persona adulta empieza a ver que en lugar de traer una Biblia, más una revista, más un libro que es pesado, puede ver todo eso en un dispositivo, no es de extrañar que cuando vas a una congregación veas a personas mayores que ya tienen una tablet o un teléfono económico que les permita ver contenidos y bajar la app que ofrecemos", concluye Fernández.

* Todas las imágenes cortesía ©Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania.

ORIGINAL DE
Por en Internet

http://tecno.americaeconomia.com/articulos/upgrade-tecnologico-la-religion-asi-lo-hacen-los-testigos-de-jehova

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada