ANUNCIO acerca de COOKIES

NOTA: Este sitio emplea cookies de Google y otros para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Google y otros reciben información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

domingo, 9 de marzo de 2014

RESURRECCION DA OPORTUNIDAD A MUCHOS

http://www.jw.org/es/publicaciones/revistas/wp20131201/necesitamos-a-dios/

Hace dos mil años, en el Areópago, o colina de Marte, en Atenas, el apóstol Pablo les dijo a los intelectuales griegos lo siguiente sobre Dios: “Él mismo da a toda persona vida y aliento y todas las cosas”. Luego añadió: “Por él tenemos vida y nos movemos y existimos, aun como ciertos poetas de entre ustedes han dicho: ‘Porque también somos [hijos] de él’” (Hechos 17:25, 28).

Estas palabras de Pablo a los atenienses siguen siendo ciertas. El Creador nos suministra el aire que respiramos, el alimento que ingerimos y el agua que bebemos. Sin estas cosas buenas no podríamos vivir. Pero ¿por qué ha seguido ayudando a la humanidad si la mayoría ni siquiera piensa en él? Pablo responde: “Para que busquen a Dios, por si buscaban a tientas y verdaderamente lo hallaban, aunque, de hecho, no está muy lejos de cada uno de nosotros” (Hechos 17:27).

Hechos 17:29-31 sigue diciendo:
 
29 ”Visto, pues, que somos linaje de Dios, no debemos imaginarnos que el Ser Divino sea semejante a oro, o plata, o piedra, semejante a algo esculpido por el arte e ingenio del hombre. 30 Cierto, Dios ha pasado por alto los tiempos de tal ignorancia; sin embargo, ahora está diciéndole a la humanidad que todos en todas partes se arrepientan. 31 Porque ha fijado un día en que se propone juzgar la tierra habitada con justicia por un varón a quien ha nombrado, y ha proporcionado a todos los hombres una garantía con haberlo resucitado de entre los muertos”.

Tal como Cristo resucitó, muchos otros serán resucitados.

Pablo dijo en otra ocasión, según Hechos 24:15,

" y tengo esperanza en cuanto a Dios, esperanza que estos mismos también abrigan, de que va a haber resurrección así de justos como de injustos."

Así que mediante la resurrección, muchos que no oyeron el mensaje de Cristo serán beneficiados.

Ese ‘día fijado’ que se menciona en Hechos 17:31 en que Dios mediante Jesucristo ‘juzgará la tierra habitada con justicia’ será un tiempo en que se resucitará a los muertos. ¡Qué gozo será ver cómo se ejercerá el poder divino para vencer la muerte, en vista de que frecuentemente se ha cometido la peor injusticia cuando se ha dado muerte a algunos! Algunas personas, como Jesús mismo, han sido ejecutadas injustamente por autoridades gubernamentales o por ejércitos invasores. Otras han perdido la vida en sucesos imprevistos como tempestades, terremotos, fuegos accidentales y otras calamidades similares. (Eclesiastés 9:11.)

---Solución a las injusticias del pasado

¡Qué gozo será ver que se devuelve la vida a personas a quienes hemos amado! Así, muchas personas tendrán su primera oportunidad de ‘buscar a Dios y verdaderamente hallarlo’, y tendrán entonces la perspectiva de alcanzar la “vida eterna” que puede ser la recompensa de “las ovejas”. Algunos resucitados, así como los que sobrevivan al fin de este sistema injusto, han sido víctimas de aparentes injusticias como las deformidades congénitas, la ceguedad, la sordera o impedimentos del habla. ¿Deberían verse tales cosas en ‘una nueva tierra en que la justicia haya de morar’? Mediante Isaías, Jehová presentó varias profecías que tendrán un magnífico cumplimiento literal durante el venidero Día del Juicio. Note lo que podemos esperar:

“En aquel tiempo los ojos de los ciegos serán abiertos, y los oídos mismos de los sordos serán destapados. En aquel tiempo el cojo trepará justamente como lo hace el ciervo, y la lengua del mudo clamará con alegría”. (Isaías 35:5, 6.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada