ANUNCIO acerca de COOKIES

NOTA: Este sitio emplea cookies de Google y otros para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Google y otros reciben información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

sábado, 22 de marzo de 2014

PALABRA ALMA EN LA BIBLIA

La Biblia muestra que los humanos "SOMOS ALMAS".

En Génesis 2:7 encontramos lo siguiente:

Reina Valera Gómez
Formó, pues, Jehová Dios al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida; y fue el hombre un alma viviente.

Reina Valera 1909
Formó, pues, Jehová Dios al hombre del polvo de la tierra, y alentó en su nariz soplo de vida; y fué el hombre en alma viviente.

La Nueva Biblia de los Hispanos
Entonces el SEÑOR Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz el aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.

No dice la Biblia que Dios le "DIO" un alma, sino que "FUE" "LLEGÓ A SER" un alma o ser viviente.

(En inglés, la Biblia King James, Rey Jacobo, usa la palabra "BECAME", que significa tornarse, "LLEGAR A SER".



“Alma” y “espíritu”: ¿qué significan realmente estas palabras?

CUANDO oye las palabras alma y espíritu, ¿qué le viene a la mente? Muchas personas creen que estos términos definen algo que los seres humanos llevamos dentro, algo que no muere ni puede verse. Opinan que, cuando fallecemos, esa parte invisible de nosotros se separa del cuerpo y sigue viviendo en algún lugar. Como es una idea muy común, la gente suele sorprenderse al aprender que eso no es lo que la Biblia enseña, ni mucho menos. Entonces, ¿qué son el alma y el espíritu según la Palabra de Dios?

◆ LA PALABRA “ALMA” EN LA BIBLIA

Hablemos primero del alma. Como usted recordará, casi toda la Biblia se escribió originalmente en hebreo y griego. Al referirse al alma, los escritores bíblicos emplearon el término hebreo néfesch y el griego psykjé. En conjunto, los dos aparecen más de ochocientas veces en las Escrituras, y la Traducción del Nuevo Mundo los traduce siempre por “alma”. ¿Cómo se usan en la Biblia las palabras “alma” y “almas”? Se refieren principalmente o básicamente a 1) las personas, 2) los animales o 3) la vida que tienen tanto las personas como los animales. Veamos varios pasajes que muestran estos tres sentidos.

1) PERSONAS.
“En los días de Noé, […] unas pocas personas, es decir, ocho almas, fueron llevadas a salvo a través del agua.” (1 Pedro 3:20.) Aquí está claro que “almas” quiere decir seres humanos: Noé, su esposa, sus tres hijos y sus nueras. Además, en Éxodo 16:16 se dio este mandato a los israelitas: “Recojan [el maná] […] según el número de almas que tenga cada uno de ustedes en su tienda”. En otras palabras, la cantidad de maná dependería del tamaño de la familia. Las palabras “alma” o “almas” también se refieren a personas en pasajes tales como Génesis 46:18, Josué 11:11, Hechos 27:37 y Romanos 13:1.

2) ANIMALES.
En el relato bíblico de la creación leemos: “Dios pasó a decir: ‘Enjambren las aguas un enjambre de almas vivientes, y vuelen criaturas voladoras por encima de la tierra sobre la faz de la expansión de los cielos’. Y Dios pasó a decir: ‘Produzca la tierra almas vivientes según sus géneros, animal doméstico y animal moviente y bestia salvaje de la tierra según su género’. Y llegó a ser así” (Génesis 1:20, 24). A los peces, animales domésticos y animales salvajes se los llama en este pasaje con la misma palabra: “almas”. A las aves y otros animales también se les aplica este término en Génesis 9:10, Levítico 11:46 y Números 31:28.

3) LA VIDA DE LA PERSONA.
A veces, la palabra “alma” se refiere a la vida de alguien. Por ejemplo, Jehová le dijo a Moisés: “Han muerto todos los hombres que buscaban tu alma” (Éxodo 4:19). ¿Qué era lo que buscaban los enemigos de Moisés? Querían quitarle la vida. También leemos que, muchos años antes, cuando Raquel estaba dando a luz a su hijo Benjamín, le fue “saliendo el alma de ella (porque murió)” (Génesis 35:16-19). Entonces, Raquel perdió la vida. Pensemos, además, en estas palabras de Jesús: “Yo soy el pastor excelente; el pastor excelente entrega su alma a favor de las ovejas” (Juan 10:11). Jesús entregó su alma, es decir, su vida, a favor de la humanidad. En todos los anteriores pasajes, la palabra “alma” se refiere claramente a la vida de alguna persona. Encontramos más ejemplos de este sentido del término “alma” en 1 Reyes 17:17-23, Mateo 10:39, Juan 15:13 y Hechos 20:10.

Si continúa estudiando la Palabra de Dios, verá que no hay en ella ni un solo versículo que combine la palabra “alma” con otras como “inmortal” o “eterna”. Por el contrario, las Escrituras muestran que el alma es mortal, que ciertamente muere (Ezequiel 18:4, 20). Eso explica que la Biblia se refiera a un cadáver con la expresión “alma muerta” (Levítico 21:11).
---
NEPESH EN HEBREO, ERUDITOS AMPLIAN SIGNIFICADO:

◆La Sociedad de Publicaciones Judías de América editó una traducción de la Torá —los cinco primeros libros de la Biblia— en 1962.

El jefe de redacción, H. M. Orlinsky, de la universidad Hebrew Union, dijo que la palabra “alma” casi se había eliminado de dicha traducción porque “la palabra hebrea que se trata aquí es ‘nefesch’”.

Añadió que ‘otros traductores habían interpretado que esta significa “alma”, algo completamente inexacto.

La Biblia no dice que tengamos un alma. “Nefesch” es la persona misma, su necesidad de alimentarse, la mismísima sangre de sus venas, su propio ser’. (The New York Times, 12 de octubre de 1962.)
---

MATEO 10:28 dice así:

Sagradas Escrituras (año 1569)
"Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas al alma no pueden matar; temed antes a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el quemadero."

El quemadero, o GEHENNA, era un quemadero permanente de basura, valle del Ge-Hinnom, visible desde el Monte de los Olivos.

El vocablo griego guéenna es el equivalente del hebreo gueh Hinnóm, que significa “valle de Hinón” o, en su forma completa, gueh veneh-Hinnóm, “valle de los hijos de Hinón” (Josué 15:8; 2 Reyes 23:10). Este lugar, conocido hoy como Wadi er-Rababi, es un valle estrecho y profundo situado entre el sur y el suroeste de Jerusalén.

Según el erudito judío David Kimhi, que vivió aproximadamente entre los años 1160 y 1235, el valle se convirtió con el tiempo en un basurero de Jerusalén, el cual se mantenía ardiendo a fin de incinerar los desperdicios. Cualquier cosa que se arrojara allí quedaría reducida a cenizas, es decir, destruida por completo.

Ahora bien, muchos traductores de la Biblia se han tomado la libertad de verter la palabra guéenna como “infierno” (Mateo 5:22, Reina-Valera, 1960). ¿A qué se debe esto? A que relacionan el fuego literal que ardía en aquel valle con la noción pagana de que los malos reciben un castigo ardiente después de morir. Sin embargo, Jesús nunca vinculó el Gehena a un tormento de ningún tipo.

La creencia de que se atormenta a los muertos no está en armonía con la amorosa personalidad de Dios ni con la clara enseñanza bíblica de que “ellos no tienen conciencia de nada en absoluto” (Eclesiastés 9:5, 10).

Jesús empleó el término Gehena para referirse a la destrucción completa que viene del juicio condenatorio de Dios.

En Mateo 10:28 Jesús indicó que habría quienes sufrirían DESTRUCCION ETERNA:

La Biblia no dice que todas las personas que han muerto serán resucitadas, como se infiere del comentario de Jesús cuando habló de “los que han sido considerados dignos de ganar aquel sistema de cosas y la resurrección de entre los muertos”. (Lu 20:35.)


The New International Dictionary of New Testament Theology (edición de C. Brown, 1978, vol. 3, pág. 304) dice: “Mat. 10:28 no enseña que el alma sea potencialmente inmortal, sino que el juicio divino sobre los impenitentes es irreversible”.

Greek-English Lexicon of the New Testament (de W. Bauer, revisión de F. W. Gingrich y F. Danker, 1979, pág. 95) indica que la expresión griega que en Mateo 10:28 se traduce “destruir tanto el alma como el cuerpo en el Gehena” significa “muerte eterna”. Por lo tanto, la persona que va al Gehena sufre destrucción sin la posibilidad de resurrección.

---

1 TESALONICENSES 5:23, Pasaje que menciona las palabras alma, cuerpo, espíritu


¿Qué quiso decir Pablo cuando pidió a Dios que fueran “conservados el espíritu y el alma y el cuerpo de...los hermanos”?

El apóstol se refería al espíritu, el alma y el cuerpo de toda la congregación cristiana, que incluía a los cristianos ungidos de Tesalónica. En vez de pedir simplemente que se conservara la congregación, oró para que se conservara su “espíritu”, o inclinación mental.

También pidió por su “alma” —su vida o existencia— y por su “cuerpo”, es decir, el cuerpo compuesto de cristianos ungidos (1 Cor. 12:12, 13). Este ruego destaca el profundo interés que Pablo sentía por la congregación.

“Y sanos en todo sentido sean conservados el espíritu y el alma y el cuerpo de ustedes de manera exenta de culpa”

Espíritu, el alma y el cuerpo de toda la congregación de Tesalónica.

Oró por

a. Su “espíritu”, o inclinación mental.

b. su “alma” (su vida o existencia) y por su

c. “cuerpo” compuesto de cristianos ungidos

COMPARE CON 1 CORINTIOS 12:12,13:

“Porque así como el cuerpo es uno, pero tiene muchos miembros, aunque son muchos, son un solo cuerpo, así también es el Cristo. Porque, de hecho, por un solo espíritu todos nosotros fuimos bautizados [para formar] un solo cuerpo, seamos judíos o griegos, seamos esclavos o libres, y a todos se nos hizo beber un solo espíritu.”

--
¿A qué se refiere la Biblia en otros versículos cuando habla de "alma" y "espíritu"?

En 1 Tesalonicenses 5:23, CON "ALMA", el apóstol se refiere a la vida, la vida espiritual de la congregación.


FUENTES:

La Biblia.

◆ Sitio oficial de los Testigos de Jehová.(Gratuito)
http://www.jw.org

http://www.jw.org/es/publicaciones/libros/Ense%C3%B1a/Alma-y-esp%C3%ADritu-qu%C3%A9-significan-realmente-estas-palabras/

http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/2008689?q=CONSERVADOS+ALMA+CUERPO+HERMANOS&p=par
ALMA DESTRUIDA EN GEHENNA
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/1200001160?q=destrucci%C3%B3n+eterna+alma&p=par

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada