ANUNCIO acerca de COOKIES

NOTA: Este sitio emplea cookies de Google y otros para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Google y otros reciben información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

domingo, 1 de septiembre de 2013

EL "RAPTO DE LA IGLESIA" O ARREBATAMIENTO

Arrebatamiento (Rapto), es la creencia de algunos, que los cristianos fieles serán tomados de la Tierra en cuerpo físico, sacados repentinamente del mundo, para unirse al Señor “en el aire”.

Algunas personas, aunque no todo el mundo, creen que la palabra “rapto” es el significado de lo que dice 1 Tesalonicenses 4:17, y hablan del “rapto de la iglesia”. La expresión “rapto de la iglesia” no aparece en las Escrituras inspiradas.

◆ Cuando el apóstol Pablo dijo que los cristianos serían “arrebatados” con el Señor, ¿qué asunto se estaba considerando?
1 Tes. 4:13-18, VV (1977): “No queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen [“de los muertos”, BJ, EMN, BR; “de los difuntos”, FS, FF], para que no os entristezcáis como los demás que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Por lo cual os decimos esto por palabra del Señor: que nosotros los que vivamos, los que hayamos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivamos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para salir al encuentro del Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.”

(Evidentemente algunos miembros de la congregación cristiana de Tesalónica habían muerto. Pablo animó a los sobrevivientes a consolarse unos a otros con la ESPERANZA DE LA RESURRECCIÓN. Les recordó que Jesús había sido resucitado después de su muerte; así, también, en la venida del Señor, aquellos cristianos fieles que habían muerto serían resucitados para estar con Cristo.)



◆ ¿Quiénes son los que ‘serán arrebatados en las nubes’, como se declaró en 1 Tesalonicenses 4:17?
  En 1Te 4 versículo 15 se explica que son los fieles ‘que han quedado hasta la venida del Señor’, o sea, los que todavía están vivos durante el tiempo de la venida de Cristo. ¿Morirán alguna vez? Según Romanos 6:3-5 y 1 Corintios 15:35, 36, 44  tienen que morir antes que puedan alcanzar la vida celestial. Pero no tendrán que permanecer en la muerte esperando la vuelta de Cristo. Serán “arrebatados” instantáneamente, “en un abrir y cerrar de ojos”, para estar con el Señor. (1 Cor. 15:51, 52, VV [1977]; también Revelación 14:13.)



◆ ¿Aparecerá Cristo visiblemente en una nube y entonces se llevará a los cielos a los cristianos fieles mientras el mundo los contempla?



--¿Dijo Jesús si el mundo lo vería otra vez con los ojos físicos o no?
  Juan 14:19, VV (1977): “Todavía un poco, y el mundo ya no me verá más; pero vosotros [sus discípulos fieles] me veréis; porque yo vivo, y vosotros también viviréis.” (Cursivas nuestras.) (Compárese con 1 Timoteo 6:16.)



--¿Qué significa el que el Señor ‘descienda del cielo’?
  ¿Puede ‘descender del cielo’ el Señor, como se declara en 1 Tesalonicenses 4:16, sin ser visible a los ojos físicos? En los días de las ciudades antiguas de Sodoma y Gomorra, Jehová dijo que iba a ‘descender y ver’ lo que la gente estaba haciendo (Gén. 18:21, VV [1977]). Pero cuando Jehová hizo dicha inspección, ningún humano lo vio, aunque sí vieron a los representantes angelicales que envió (Juan 1:18). De igual manera, sin tener que volver en la carne, Jesús podía dirigir su atención a sus seguidores fieles en la Tierra para darles su recompensa.

--¿En qué sentido, pues, “verán” al Señor ‘venir en una nube’ los humanos?
  Jesús predijo: “Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria” (Luc. 21:27, VV [1977]). De ninguna manera contradice esta declaración, ni otras similares en otros textos, lo que Jesús dijo según se registra en Juan 14:19. Considere: En el monte Sinaí, ¿qué ocurrió cuando Dios ‘vino al pueblo en una nube espesa’, como se declaró en Éxodo 19:9? (VV [1977].) Dios estaba presente de manera invisible; el pueblo de Israel vio prueba visible de su presencia, pero ninguno de ellos, de hecho, vio con sus ojos a Dios. Por eso, también, cuando Jesús dijo que vendría “en una nube”, tiene que haber querido decir que él sería invisible a los ojos humanos, pero que los humanos se darían cuenta de su presencia. Lo ‘verían’ con los ojos mentales y discernirían el hecho de que estaba presente.

(Véase el tema “Vuelta de Cristo”, donde se ofrecen comentarios adicionales.)

◆ ¿Es posible que los cristianos sean llevados al cielo en cuerpo físico?
  1 Cor. 15:50, VV (1977): “Esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción.”

-----

La Biblia
◆ Sitio oficial de los Testigos Cristianos de Jehová.(Gratuito)
http://www.jw.org

Libro "Razonamiento"

http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/1101989259?q=rapto&p=par







Informacion adicional


  ¿Contradice esta declaración lo que le sucedió al profeta Elías? ¡De ningún modo! Este suceso tiene que entenderse a la luz de la declaración clara que hizo Jesús siglos después: “Nadie ha subido al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre” (Juan 3:13, VV [1977]). Aunque se vio a Elías cuando “subió al cielo en un torbellino”, esto no quiere decir que fuera a la región espiritual. ¿Por qué no? Porque posteriormente se dice que él envió una carta de censura al rey de Judá. (2 Rey. 2:11, VV; 2 Cró. 21:1, 12-15). Antes que los humanos inventaran los aviones, Jehová usó en aquella ocasión sus propios medios (un carro de fuego y un torbellino) para elevar a Elías al cielo donde vuelan las aves y transportarlo a otro lugar. (Compárese con Génesis 1:6-8, 20.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada