ANUNCIO acerca de COOKIES

NOTA: Este sitio emplea cookies de Google y otros para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Google y otros reciben información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

sábado, 29 de junio de 2013

LA BIBLIA Y EL BAUTISMO DE INFANTES,

Todas las personas que se mencionan bautizadas en la Biblia eran personas con uso de razón, nunca infantes.

Ejemplos:

Jesus.
El Eunuco etíope
Cornelio.

Los judíos nunca tuvieron bautismo de infantes.

La ceremonia de Bar-Mitzva no se realizaba en infantes.

Juan el que bautizaba nunca bautizo a infantes.

NUNCA se menciona específicamente un bautismo de infantes.

"Cornelio y toda su casa" no especifica infantes sin uso de razón.

El bautismo no es para infantes. En vista del hecho de que ‘oír la palabra’, ‘abrazarla de buena gana’ y ‘arrepentirse’ preceden al bautismo en agua (Hch 2:14, 22, 38, 41), y de que el bautismo requiere que la persona tome una decisión solemne, está claro que se debe tener por lo menos suficiente edad para oír, creer y tomar esa decisión. No obstante, algunos defienden el bautismo de infantes. Citan los pasajes donde se dice que se bautizó a ‘casas’, como las de Cornelio, Lidia, el carcelero filipense, Crispo y Estéfanas. (Hch 10:48; 11:14; 16:15, 32-34; 18:8; 1Co 1:16.)

Creen que también se bautizó a los niños pequeños de esas casas.

Sin embargo, en el caso de Cornelio, los bautizados fueron aquellos que habían oído la palabra y recibido el espíritu santo, y luego hablaron en lenguas y glorificaron a Dios; esas cosas no podían aplicar a niños pequeños. (Hch 10:44-46.)

Lidia era una “adoradora de Dios, [...] y Jehová le abrió el corazón ampliamente para que prestara atención a las cosas que Pablo estaba hablando”. (Hch 16:14.)

El carcelero filipense tuvo que ‘creer en el Señor Jesús’, lo que implica que los demás de su familia también tuvieron que creer para ser bautizados. (Hch 16:31-34.)

“Crispo, el presidente de la sinagoga, se hizo creyente en el Señor, y también toda su casa.” (Hch 18:8.) Todo esto demuestra que el bautismo implicaba oír, creer y glorificar a Dios, cosas que los niños pequeños no pueden hacer.

Cuando en Samaria oyeron y creyeron “las buenas nuevas del reino de Dios y del nombre de Jesucristo, procedieron a bautizarse”, pero como especifica el registro bíblico, los bautizados fueron ‘varones y mujeres’, no niños. (Hch 8:12.)

=
La Biblia.

Sitio Oficial gratuito
Bautismo
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/1200000555

La historia.

El historiador de la religión Augustus Neander escribió lo siguiente de los cristianos del primer siglo: “El bautismo de niños era desconocido en este período [...]. No aparecen indicios de bautismo de niños sino hasta un período de tiempo tan tardío como el de Ireneo (c. 140-203 E.C.) —y con toda seguridad no antes—; y el que este fuese reconocido por primera vez durante el transcurso del tercer siglo como parte de la tradición apostólica es una prueba en contra, más bien que a favor, de su origen apostólico”. ("History of the Planting and Training of the Christian Church by the Apostles", 1864, pág. 162.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada