ANUNCIO acerca de COOKIES

NOTA: Este sitio emplea cookies de Google y otros para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Google y otros reciben información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

sábado, 9 de febrero de 2013

PREGUNTAS INCONDUCENTES

La Biblia no contesta todas las preguntas. Sólo tiene lo necesario para la salvación.

Es inspirada de Dios, provechosa, puede equiparnos completamente para toda buena obra.

(2 Timoteo 3:16, 17)

La Nueva Tierra bajo el Reino de Dios será semejante al Edén donde estaban Adán y Eva antes de pecar. (Apocalipsis 11:18, ver 21:3,4)



Algunos han hecho preguntas sobre la vida en el paraíso restaurado como éstas:

"¿que sucedería si un niño cae en una abismo del que no pueda salir y nadie lo encuentre? ¿Se quedará eternamente atrapado?"

"¿Que sucedería si subo a una montaña y luego me arrojo al vacío?"

"¿Que pasaría si estamos mucho tiempo bajo el agua o sin respirar?


Aunque son preguntas inconducentes, hay una respuesta.

La respuesta :
Lo mismo que le hubiera pasado a Adán perfecto.

Recuerdo las palabras de Jesús en Mateo 10, que no caerá un cabello de la cabeza de un cristiano son que su Padre celestial lo sepa.

También están las palabras de Mateo 4,  no dejará que su pie se de contra una piedra.


Los tiempos de los Gentiles (2520 años) terminaron en octubre de 1914. La Primera guerra mundial empezó 3 meses antes.

1914 en la Biblia
http://www.jw.org/es/publicaciones/libros/Ense%C3%B1a/1914-a%C3%B1o-importante-en-las-profec%C3%ADas-b%C3%ADblicas/

¿Y cual es el problema? Los cristianos verdaderos no tienen fecha de caducidad.

Dios es ETERNO, dice el Salmo 90.
---

¿No sería mejor concentrarse en tratar de estar allí, en la nueva tierra, en vez de especular con preguntas inconducentes?

El Reino de Dios sustituirá a todos los gobiernos humanos y reinará sobre la Tierra (Daniel 2:44). Una vez que eso ocurra, se logrará lo siguiente:

    Los malvados serán eliminados. “"Los inicuos, serán cortados de la mismísima tierra".” (Proverbios 2:22.)

    No habrá más guerras. Dios hará “"cesar las guerras hasta la extremidad de la tierra"” (Salmo 46:9).

    Habrá prosperidad y seguridad. “"Se sentarán, cada uno debajo de su vid y debajo de su higuera, y no habrá nadie que los haga temblar".” (Miqueas 4:4.)

    La Tierra será un paraíso. “"Se alegrarán el desierto y la tierra seca. El desierto se pondrá feliz y brotarán las flores silvestres".” (Isaías 35:1, La Palabra de Dios para Todos.)

    Todos tendremos trabajo productivo y gratificante. “"La obra de sus propias manos mis escogidos usarán a grado cabal. No se afanarán para nada".” (Isaías 65:21-23.)

    No habrá enfermedades. “"Ningún residente dirá: ‘Estoy enfermo’".” (Isaías 33:24.)

    No habrá vejez. “"Que su carne se haga más fresca que en la juventud; que vuelva a los días de su vigor juvenil".” (Job 33:25.)

    Los muertos volverán a vivir. “"Todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz [la de Jesús] y saldrán".” (Juan 5:28, 29.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada