ANUNCIO acerca de COOKIES

NOTA: Este sitio emplea cookies de Google y otros para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Google y otros reciben información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

sábado, 5 de enero de 2013

DIEZ PLAGAS DE EGIPTO, POSIBLE CORROBORACION


http://es.wikipedia.org/wiki/El_%C3%89xodo_descodificado

DE WIKIPEDIA:

" El Éxodo descodificado (2006) es un documental dirigido por Simcha Jacobovici y producido y narrado parcialmente por James Cameron. Fue estrenado el 16 de abril en Canadá, el 20 de agosto en Estados Unidos, el 1 de octubre en México y la noche del 25 de diciembre en España.

Contenido del documental

Sostiene la tesis de que hay evidencias científicas que prueban que los hechos narrados en el libro del Éxodo ocurrieron realmente en torno al año 1500 a. C. Para ello identifica al pueblo hicso con los judíos. El faraón que les dejó marchar tras sufrir las plagas podría ser según el documental Ahmose I, el fundador del Imperio nuevo. Se aporta a favor de esta hipótesis el hecho de que su primogénito murió joven, fallecimiento que habría ocurrido junto con el del resto de primogénitos egipcios, que también según el documental serían los enterrados en una fosa común de la época que sólo contiene varones jóvenes.
Se van presentando una serie de pruebas numeradas con letras del alfabeto y una prueba final. Estas incluyen, entre otras, las plegarias escritas en roca por esclavos judíos en una mina egipcia en la que ruegan al dios único Él o diversos objetos de la civilización minoica encontrados en las islas griegas."

---

En las diez plagas de Egipto fue a gran escala.

La ciencia corrobora fenomenos naturales que pudo haber usado Dios, pero que curioso, exacto al tiempo en que Moises lo iba anunciando.

VIDEO EN INGLÉS:
http://www.youtube.com/watch?v=FbJ6qVsu_MU

 EN ESPAÑOL:
https://www.youtube.com/watch?v=fXDOee0x3Nk


---

La liberación de Egipto

Moisés parte de Madián para presentarse ante Faraón y exigirle que libere al pueblo de Dios. Ante la negativa del terco soberano, Dios desata diez plagas devastadoras, la décima de las cuales —la muerte de los primogénitos de Egipto— doblega al monarca, quien deja partir a Israel (Éxodo, capítulos 5-13).
 La mayoría de los lectores conocen bien estos sucesos. Pero ¿es histórico alguno de ellos? Hay quienes razonan que son ficticios, pues la narración no especifica de qué Faraón se trata. * No obstante, Hoffmeier, erudito ya citado, destaca que los escribas egipcios no solían mencionar los nombres de los enemigos del monarca, y afirma: “De seguro, ningún estudioso negaría la historicidad de la campaña militar de Tuthmosis III en Meguidó porque no se indique cómo se llamaban los reyes de Qadés y Meguidó”. Además, agrega que Faraón probablemente permanece anónimo en el relato bíblico por “buenas razones teológicas”; entre ellas, porque de ese modo se centra la atención en Dios, y no en él.

Sea como fuere, hay críticos que rechazan un éxodo a gran escala de los judíos esclavizados. Por ejemplo, Homer W. Smith objetó que tal movimiento multitudinario “habría dejado claros ecos en la historia egipcia o siria [...]. Lo más probable es que la leyenda del éxodo sea una tergiversación fantasiosa de la huida a Palestina de una colectividad relativamente pequeña”.
Cierto es que en Egipto no encontramos ningún testimonio sobre el éxodo, pero aquel  pueblo no dudaba en alterar los registros si herían su orgullo o contradecían sus intereses políticos. Por poner un caso, tras su ascensión al trono, Tuthmosis III se afanó por borrar la memoria de su predecesora, Hatshepsut. Como dice el egiptólogo John Ray, “se eliminaron sus inscripciones, se rodearon sus obeliscos con un muro y se olvidaron sus monumentos. Su nombre no aparece en los anales posteriores”. Hasta en tiempos modernos ha habido tentativas similares de manipular u ocultar hechos vergonzosos.

En cuanto a la falta de pruebas arqueológicas de la travesía de los judíos por el desierto, recordemos que eran nómadas, y por tanto no edificaron ciudades ni labraron campos. Puede que apenas dejaran tras de sí nada más que pisadas. Con todo, hallamos testimonio convincente de esta etapa en el sagrado texto bíblico, en cuyas páginas se menciona vez tras vez (1 Samuel 4:8; Salmo 78; Salmo 95; Salmo 106; 1 Corintios 10:1-5). De hecho, el propio Jesucristo atestiguó la realidad de los sucesos ocurridos en el desierto (Juan 3:14).

Por lo tanto, es innegable que la crónica bíblica referente a Moisés es creíble y verídica.
http://www.jw.org/es/publicaciones/revistas/g20040408/mois%C3%A9s-realidad-o-leyenda/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada