ANUNCIO acerca de COOKIES

NOTA: Este sitio emplea cookies de Google y otros para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Google y otros reciben información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

sábado, 10 de noviembre de 2012

ABORTO POR QUE EVITARLO

Una encuesta del año 2004 en la que participaron 331 rusas y 217 norteamericanas reveló que alrededor de la mitad sintieron remordimientos después de abortar. El sentimiento de culpa embargó a casi un cincuenta por ciento de las rusas y a cerca del ochenta por ciento de las norteamericanas. Más del sesenta por ciento de estas últimas eran incapaces de perdonarse. Entonces, si el sentimiento de culpa es tan generalizado, incluso entre las que no se consideran religiosas, ¿por qué recurren al aborto tantas mujeres?

En muchas ocasiones es debido a la fuerte presión social. Los padres, el compañero o amigos bienintencionados tal vez recomienden el aborto como el menor de los males, lo cual puede llevar a una decisión apresurada y mal informada. “Sin embargo, una vez que ha pasado el estrés de la decisión y la intervención quirúrgica, la capacidad cognitiva de la mujer vuelve a la normalidad, lo que suele generar sentimientos de profunda culpa, tristeza y remordimiento”, explica la doctora Priscilla Coleman, experta en los riesgos psicológicos que conlleva el aborto.

El origen del remordimiento a menudo radica en el dilema de si el aborto acabó con una vida ya existente. Un informe indicó que muchas embarazadas que abortaron “fueron inducidas a pensar que no se les iba a extirpar más que un poco de ‘tejido’, y admiten que no se hubieran practicado el aborto si hubieran sabido la verdad” (Report of the South Dakota Task Force to Study Abortion).

Tras evaluar el “contundente y desgarrador testimonio” de 1.940 mujeres que abortaron, el informe llegó a la siguiente conclusión: “A muchas les encoleriza la pena de haber perdido a un bebé que, según se les dijo, no existía. [...] El daño psicológico de saber que han matado a su hijo tiene consecuencias devastadoras”.

Pero ¿cuál es la realidad: se elimina sencillamente un poco de tejido del organismo, o a un ser vivo de la matriz de su madre?

[Ilustraciones y recuadro de la página 4]

DAR A LUZ O ABORTAR

En 2006 se presentó un trabajo basado en la vida de mujeres que quedaron embarazadas en la adolescencia. La mitad de ellas había dado a luz, y la otra mitad había abortado. La conclusión a la que se llegó fue que “las probabilidades de necesitar tratamiento psicológico, de padecer trastornos del sueño y de consumir marihuana eran menores en las que tuvieron sus bebés que en las que decidieron abortar” (Journal of Youth and Adolescence).

Otro informe aportó “los resultados de los cuatro estudios internacionales más exhaustivos”. ¿Qué reveló? Que “existen índices más altos de enfermedades mentales entre las mujeres que han abortado que entre las que no lo han hecho” (Report of the South Dakota Task Force to Study Abortion, 2005).

g 6/09 págs. 5-7
¿Cuándo comienza la vida?

La concepción: el milagro de la vida
¿Una persona en la matriz?

¿Cuándo comienza la vida?

“MI MADRE biológica tenía 17 años, y llevaba siete meses y medio de embarazo cuando decidió practicarse un aborto inducido con suero salino —explica Gianna—.* Yo soy la persona a quien abortó. Viví para contarlo.”

Este es el testimonio que en 1996 dio una joven de 19 años llamada Gianna ante una delegación del gobierno estadounidense que estudiaba el tema del aborto. Durante los siete meses y medio que Gianna había pasado en la matriz de su madre, se habían desarrollado todas las partes de su organismo. Y probablemente concordará, querido lector, en que ya se trataba de una persona, dado que siguió su vida fuera de la matriz.

Pues bien, ¿era una persona cuando su embrión apenas tenía cinco semanas de vida y medía un centímetro de largo? Es cierto que sus órganos no estaban del todo formados, pero ya se había trazado el diseño de su sistema nervioso y el cerebro, y poseía un corazón que latía a 80 pulsaciones por minuto, bombeando la sangre que corría por sus venas. Por lo tanto, si Gianna era una persona tras siete meses y medio en la matriz de su madre, ¿no sería lógico pensar que también era una persona a las cinco semanas, aunque no estuviera totalmente desarrollada?

La concepción: el milagro de la vida

La concepción es el punto de origen del nuevo ser, el momento en que un óvulo queda fecundado por un espermatozoide. Los adelantos científicos han permitido observar los sorprendentes cambios que tienen lugar en el núcleo de este óvulo fertilizado, que es una sola célula. Las moléculas que forman el ADN (ácido desoxirribonucleico) del padre y el de la madre se combinan para crear una nueva vida.

Es en esta célula primigenia donde da inicio el milagroso proceso de la “construcción” de un ser humano completo. La naturaleza de este proyecto viene determinada por los genes, que son segmentos de ADN encargados de controlar prácticamente todo detalle: la altura, los rasgos faciales, el color del pelo y de los ojos, y miles de otras características.

F:

CUANDO COMIENZA LA VIDA
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/102009202

POR QUE DECIDIMOS NO ABORTAR, (EXPERIENCIA.)
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/102009203

EL ABORTO Y SUS CONSECUENCIAS
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/10200920

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada