ANUNCIO acerca de COOKIES

NOTA: Este sitio emplea cookies de Google y otros para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Google y otros reciben información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

domingo, 8 de enero de 2012

Many Witnesses, One Lord, de William Barclay , traducción parcial

TRADUCCIÓN INTERESANTÍSIMA QUE DESEO COMPARTIR.

ORIGINAL DE:

 http://respuestasteocraticas.blogspot.com/2011/11/juan-11-many-witnesses-one-lord-por.html

Juan 1:1 - "Many Witnesses, One Lord" por William Barclay (páginas 16 y 17)

Quiero aprovechar este espacio para exponer una traducción de lo que en verdad dice el libro Many Witnesses, One Lord de William Barclay en las páginas 16 y 17. Puede leerse el texto original en ingles en Google Books


Many Witnesses, One Lord 
(páginas 16 y 17)
TRADUCCIÓN:

[comienzo del párrafo en la página 15: "Así entonces todas estas lineas convergen en el unico  pensamiento de que el Logos, con el doble significado de palabra y razón, es la"]

página 16
"expresión de la mente de Dios, y el poder de Dios en acción. En Jesús vemos en acción humana la mente de Dios.

Dirijámonos al Prologo, los primeros 18 versículos del Cuarto Evangelio para ver lo que Juan tiene para decir sobre Jesús como el Logos. Encontramos que él tiene cinco cosas que decir.

1. Él nos cuenta lo que Jesús era personalmente. Comienza con una breve afirmación que carga al traductor con un problema que no es ni con mucho insolucionable en el idioma ingles. `La Palabra´, dice tanto la AV y la RSV, `era Dios´(Juan 1:1). Moffatt es uno de los pocos traductores modernos que se atreve a apartearse de esa traducción. `El Logos´, traduce él, `era divino´. En un asunto como este no podemos hacer otra cosa que ir al griego, en el cual es theos en ho logos. Theos es la palabra griega para Dios, en para era, ho para el, logos para palabra. Ahora bien, normalmente, ecepto por razones especiales, los sustantivos griegos siempre tienen un articulo definido delante de ellos, y podemos observar a la vez que aquí theos el sustantivo para Dios no tiene el artículo definido delante de él. Cuando un sustantivo griego no tiene el articulo definido delante de él, viene a ser una descripción más bien que una identificación, y tiene el carácter de un adjetivo más bien que de un sustantivo. Podemos ver exactamente lo mismo en Ingles. Si yo digo: `Santiago es el hombre´, entonces identifico a Santiago con algún hombre definido a quien yo tengo en mente; pero si digo: `Santiago es hombre´, entonces simplemente estoy describiendo a Santiago como humano, y la palabra hombre se ha vuelto una descripción y no una identificación. Si Juan hubiese dicho ho theos en ho logos, usando un artículo definido delante de ambos sustantivos, entonces él definitivamente habría identificado el logos con Dios, pero puesto que no tiene artículo definido delante de theos se vuelve una descripción, es más un adjetivo que un susutantivo. La traducción entonces sería, diciendolo de una forma un poco tosca, `La Palabra era de la misma clase que Dios, pertenecía al mismo orden de ser que Dios´. El único traductor moderno que clara y directamente encaró este problema es Kenneth Wuest, quien traduce: ´La Palabra era en cuanto a su esencia esencialmente deidad´.  Pero es aquí que la [página 17] NEB ha resuelto el problema brillantemente con la absolutamente precisa traducción: ‘Lo que era Dios, lo era la Palabra.’

Juan aquí no está identificando la Palabra con Dios. Para decirlo de una manera muy simple, él no dice que Jesús era Dios. Lo que dice es que no hay una descripción humana de Jesús que pueda ser adecuada, y que Jesús, como quiera que usted vaya a definirlo, debe ser descripto en terminos de Dios. `Conozco a los hombre´dijo Napoleón, `y Jesucristo es más que un hombre`.

Pero ni bien Juan nos presenta un problema de traducción también nos presenta un problema de teología. `En el principio´, dice, `era la Palabra´. `Él estaba en el principio con Dios´(Juan 1:1,2). Aquí nos encontramos con la doctrina de la pre-existencia de la Palabra, o la pre-existencia del Hijo. No hay doctrina más dificil de entender en todo el pensamiento teológico. Es bastante claro que no puede significar que este Jesús como hombre de carne y hueso (en ingles: carne y sangre) existió antes de la creación del mundo. ¿Qué significa entonces?

No decimos que lo que sigue sea algo como una explicación completa del significado de la pre-existencia del Hijo o de la Palabra, sino, cualquier otra cosa que la doctrina pueda o no significar, eso es. Recordemos lo que Juan básicamente quizo decir cuando llamó a Jesús la Palabra; el quería decir que en Jesús vemos perfectamente desplegada la mente de Dios en forma humana. Para ponerlo de la forma más simple, él quería decir que Dios es como Jesús. Esto significa que, cuando vemos a Jesús alimentando al hambriento, sanando al enfermo y siendo amigo de extraviados y pecadores, cuando vemos a Jesús moribundo en la cruz, podemos decir: `Dios es de esa manera.´Ahora, si vamos a hablar de la pre-existencia del Logos, una de las cosas que debe significar es que Dios era siempre de esa manera. La mente de Dios, la actitud de Dios hacia el hombre, es desde toda la eternidad hasta toda la eternidad siempre lo que vemos en Jesús.

Comprender esto es de la mayor importancia. Hay ciertas formas de hablar de Jesús que implican, o hasta se"

[final de la oración en la página 18: "acercan a indicar que Jesús a veces cambia la actitud de Dios hacia el hombre, que de alguna manera Jesús cambia la ira de Dios en amor, que Jesús persuade a Dios de retener su mano, calmar su cólera y contener su juicio de condenación, que -diciendolo de una forma tosca- Jesús por sus sufrimientos y muerte le paga a Dios."]


[FIN DE LA CITA TRADUCIDA]



Nota de Sr. Bibliotecario
Respecto de lo que Barclay dice:

"Pero ni bien Juan nos presenta un problema de traducción también nos presenta un problema de teología. `En el principio´, dice, `era la Palabra´. `Él estaba en el principio con Dios´(Juan 1:1,2). Aquí nos encontramos con la doctrina de la pre-existencia de la Palabra, o la pre-existencia del Hijo. No hay doctrina más dificil de entender en todo el pensamiento teológico. Es bastante claro que no puede significar que este hombre de carne y hueso Jesús existió antes de la creación del mundo."

No existe problema doctrinal, la realidad es muy sencilla: Jesucristo como ser espiritual, no carnal, existía antes de que Dios creara el mundo. Es más, el Hijo es la primer creación de Dios (Apocalipsis 3:14). Luego Dios, mediante su Hijo creo todas las cosas (Colosenses 1:15, 16). Cuando este ser espiritual vino a la Tierra como humano reflejó a la perfección la personalidad de Dios, de esta manera nos mostró cómo es el Padre.

http://respuestasteocraticas.blogspot.com/2011/11/juan-11-many-witnesses-one-lord-por.html


Many Witnesses, One Lord ORIGINAL EN INGLES
 http://books.google.com.uy/books?id=q2CblZ0O7YsC&printsec=frontcover&dq=intitle:Many+intitle:Witnesses+intitle:One+intitle:Lord&hl=es&ei=Fm_qTfHzHY3rgQfTl-nXCQ&sa=X&oi=book_result&ct=result&redir_esc=y#v=onepage&q&f=false 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada