ANUNCIO acerca de COOKIES

NOTA: Este sitio emplea cookies de Google y otros para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Google y otros reciben información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

miércoles, 4 de mayo de 2011

¿MARIA TUVO OTROS HIJOS ADEMAS DE JESUS?


Pero, ¿fue necesario que María permaneciera virgen después que dio a luz a Jesús? y ¿permaneció virgen? En otras palabras, ¿fue Jesús su único hijo o tuvo ella adicionalmente hijos de José? ¿Tuvo Jesús hermanos y hermanas... hablando más exactamente, medios hermanos y medias hermanas? Las Escrituras no dan razón por la cual María debería haber permanecido virgen. El tener otros hijos no tendría efecto sobre Jesús. Pero, ¿tuvo o no tuvo ella otros hijos?
Sin embargo, es muy difícil hallar alguna base en las Escrituras para apoyar la “perpetua virginidad de María.” Por ejemplo, Mateo dice que José “no la conoció hasta que dio a luz a su hijo, y le puso por nombre Jesús,” o, según la New American Bible, “no tuvo relaciones con ella en ningún tiempo antes que diera a luz un hijo, a quien él nombró Jesús.” Aunque no se dice claramente que ella tuvo relaciones con José después que naciera Jesús, ciertamente implican eso las palabras de Mateo. Y lo mismo se puede decir de las palabras de Lucas de que María “dió a luz a su hijo primogénito.”—Mat. 1:25; Luc. 2:7, Nácar-Colunga.

El hecho de que ella tuvo otros hijos además de Jesús puede verse claramente de las preguntas formuladas por los vecinos de Jesús que conocían bien a su familia: “¿De dónde le vienen a éste tales cosas y qué sabiduría es esta que le ha sido dada? . . . ¿no es acaso el carpintero, hijo de María y hermano de Santiago y de José, y de Judas y de Simón? ¿Y sus hermanas no viven aquí entre nosotros?”—Mar. 6:2, 3, NC.

También indica que Jesús tuvo (medios) hermanos naturales el hecho de que en una ocasión se le dijo: “Tu madre y tus hermanos están fuera y desean hablarte.” Además, leemos que “ni sus hermanos creían en Él.”—Mat. 12:47; Juan 7:5, NC.

Lo que es más, después de la muerte y resurrección de Jesús, leemos que entre los presentes en el aposento alto en Jerusalén estaban, además de los once apóstoles, otros, que incluían a “María la Madre de Jesús, y los hermanos de él.” Por lo tanto es muy probable que también estuvieran presentes en el aposento alto cuando se derramó el espíritu santo de Dios sobre los ciento veinte discípulos. (Hech. 1:13-15; 2:1-4, F y S) Y, años más tarde, el apóstol Pablo menciona “los hermanos del Señor.”—1 Cor. 9:5.

El hecho de que María tuvo otros hijos también parece hallar apoyo en el incidente que ocurrió cuando Jesús tenía doce años de edad y José llevó a su familia a Jerusalén para la fiesta. En su camino de regreso habían viajado todo un día antes que María notara que Jesús no estaba con ellos. Si Jesús hubiese sido su único hijo (y lo que es más, concebido milagrosamente), ¿podemos imaginarnos que su instinto maternal hubiera estado tan adormecido que hubiera iniciado su regreso sin él y no lo hubiera echado de menos por todo un día? Pero si para este tiempo tenía seis o más hijos de José, podemos imaginarnos que hubiese estado tan ocupada que pudiera haber pasado todo un día sin echar de menos a Jesús.—Luc. 2:41-50.

Es cierto que se pudiera preguntar: Si María tuvo otros hijos, ¿por qué encomendó Jesús su madre al cuidado de su apóstol Juan en vez de a los otros hijos de María? Entre otras cosas, puede que sus otros hermanos no hayan estado presentes en el lugar de su ejecución, pues parece que todavía no se habían hecho creyentes. Además, de sus discípulos, Juan fue el que tuvo la relación más estrecha con Jesús y también una relación espiritual que excedía cualquier relación natural.—Juan 19:26, 27.

CITADO EN YAHOO:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada