ANUNCIO acerca de COOKIES

NOTA: Este sitio emplea cookies de Google y otros para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Google y otros reciben información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

jueves, 7 de abril de 2011

EL ANTICRISTO IDENTIFICADO

ANTICRISTO, UN IMPOSTOR DE MÚLTIPLES CARAS (PARTE I)


-La palabra anticristo se aplica a todo el que niega lo que la Biblia dice acerca de Jesucristo, a todo el que se opone a su Reino o a todo el que maltrata a sus seguidores. También alude a los individuos, organizaciones y países que afirman falsamente representar a Cristo o que se erigen en mesías, prometiendo con insolencia que lograrán hacer realidad lo que solo él puede conseguir: la verdadera paz y seguridad.

-El término anticristo significa “contra (o, en lugar de) Cristo”, por lo que, en su sentido más amplio, abarca a todos los que se oponen a Cristo o a sus representantes, o a quienes se hacen pasar por ellos. El propio Jesús dijo: “El que no está de mi parte, contra mí está [o es anticristo], y el que no recoge conmigo, desparrama” (Lucas 11:23).

Ahora bien, cuando Juan escribió sobre el anticristo ya habían pasado más de sesenta años de la muerte, resurrección y ascensión al cielo de Jesús; de ahí que solo podamos entender las actividades del anticristo fijándonos en los efectos que producen en los seguidores leales de Jesús en la Tierra (Mateo 25:40, 45).

---El anticristo es anticristiano

Jesús advirtió a sus discípulos que el mundo en general los odiaría: “Los entregarán a tribulación y los matarán, y serán objeto de odio de parte de todas las naciones por causa de mi nombre. Y muchos falsos profetas se levantarán y extraviarán a muchos” (Mateo 24:9, 11).

Dado que Jesús indicó que los cristianos son perseguidos “por causa de [su] nombre”, es obvio que los perseguidores son anticristos. En la misma categoría entran también los “falsos profetas”, algunos de los cuales fueron en su día cristianos (2 Juan 7). Juan indicó que estos “muchos anticristos [...] salieron de entre nosotros, pero no eran de nuestra clase; porque si hubieran sido de nuestra clase, habrían permanecido con nosotros” (1 Juan 2:18, 19).

Así pues, tanto las palabras de Jesús como las de Juan indican a las claras que el anticristo no es un solo individuo, sino una colectividad de anticristos. Y puesto que todos sus integrantes son falsos profetas, uno de sus principales objetivos es engañar a la gente en materia religiosa. ¿De qué métodos se vale?

---La difusión de mentiras religiosas

-El apóstol Pablo exhortó a su compañero de labores Timoteo a evitar por todos los medios las ideas de los apóstatas, como Himeneo y Fileto, cuya palabra “se esparcir[ía] como gangrena”. Y añadió: “Estos mismos se han desviado de la verdad, diciendo que la resurrección ya ha sucedido; y están subvirtiendo la fe de algunos” (2 Timoteo 2:16-18). Al parecer, Himeneo y Fileto enseñaban que la resurrección era solo simbólica y que los cristianos ya habían resucitado en sentido espiritual. Es cierto que cuando nos convertimos en auténticos discípulos de Cristo llegamos a vivir a los ojos de Dios, algo que el mismo Pablo expresó abiertamente (Efesios 2:1-5). Sin embargo, la enseñanza de aquellos dos falsos maestros no tomaba en cuenta la promesa de Jesús de que los muertos resucitarán en sentido literal bajo el Reino de Dios (Juan 5:28, 29).

-La idea de una resurrección puramente simbólica fue desarrollada más tarde por el gnosticismo. Creyendo que era posible alcanzar el conocimiento (griego, gnósis) por medios misteriosos, los gnósticos unieron doctrinas del cristianismo apóstata, ideas filosóficas griegas y tradiciones del misticismo oriental. Por ejemplo, sostenían que la materia era mala y que, por tanto, Jesús no vino en carne, sino en un cuerpo aparente (doctrina conocida como docetismo). Era precisamente contra este tipo de error que había advertido el apóstol Juan (1 Juan 4:2, 3; 2 Juan 7).

-Otra invención de siglos posteriores fue la doctrina de la “Santísima Trinidad”, según la cual Jesús es tanto Dios Todopoderoso como el Hijo de Dios. En un libro de su autoría, el doctor Alvan Lamson sostiene que la Trinidad “tuvo su origen en fuentes totalmente ajenas a las Escrituras judeocristianas” y que “fue desarrollada e injertada en el cristianismo por los Padres platonizantes” (The Church of the First Three Centuries [La Iglesia de los primeros tres siglos]). ¿Quiénes fueron estos “Padres platonizantes”? Fueron clérigos que se enamoraron de las ideas paganas del filósofo griego Platón.

-El injerto de la Trinidad fue un golpe maestro del anticristo, pues envolvió a Dios en un velo de misterio y difuminó la relación que tiene con su Hijo (Juan 14:28; 15:10; Colosenses 1:15). Piense por un momento: ¿cómo puede uno seguir el consejo bíblico de ‘acercarse a Dios’ si él es un misterio? (Santiago 4:8.)



¿Cuáles son tus fuentes?

Comparte las webs de las que has sacado información y da crédito a sus autores.

1) LA BIBLIA

2) YAHOO RESPUESTAS:

http://mx.answers.yahoo.com/question/index?qid=20071128181325AAjac9R

3) Adaptsdo de La Atalaya del 1 de diciembre de 2006
Disponible en linea gratuitamente.
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/2006881?q=anticristo&p=par
Copyright © 2007 Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania. DERECHOS RESERVADOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada