ANUNCIO acerca de COOKIES

NOTA: Este sitio emplea cookies de Google y otros para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Google y otros reciben información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

sábado, 22 de enero de 2011

¿ELIAS ASCENDIO A LOS CIELOS REALMENTE?

En el libro de 2da de Reyes 18:11 se relata el momento en que el profeta Elías es ascendido a los cielos en un carro de guerra de fuego con caballos de fuego. ¿Qué fue lo que realmente sucedió?

¿Y que hay de ENOC (Henoc), no fue tomado para ir directamente al cielo?

Jesús mismo, mientras estuvo en la Tierra, dijo: “Ningún hombre ha ascendido al cielo.”—Rev. 1:5; Juan 3:13.

¿A qué “cielos” “fue ascendiendo [Elías] en la tempestad de viento”?

No fue ni a alguna parte lejana del universo físico ni al lugar espiritual en que habitan Dios y sus hijos angélicos (Deuteronomio 4:19; Salmo 11:4; Mateo 6:9; 18:10).

En realidad, Elías ascendió a los cielos atmosféricos (Salmo 78:26; Mateo 6:26).

Parece ser que el carro de fuego lo transportó a través de la atmósfera a otro lugar de la Tierra, donde vivió algún tiempo. De hecho, años después, Elías escribió una carta a Jehoram, el rey de Judá (2 Crónicas 21:1, 12-15).


Elías fue llevado a lo alto en un carro ardiente, pero no al cielo de Dios. Realmente, fue trasladado o transportado a otra asignación en la Tierra.

Vimos que años después Elías, todavía vivo, escribió una carta profética a Joram, rey de Judá. (2 Cró. 21:12) Más tarde Elías murió, así como muere toda la humanidad. Ni él ni Moisés fueron resucitados a vida eterna antes que Cristo, que es “el primogénito de los muertos.”

Durante la transfiguración, mentras Pedro hablaba, se formó una nube y los cubrió con su sombra. Esto fue un símbolo de la presencia invisible de Jehová. (Éxo. 16:10; 1 Rey. 8:10) Luego, en uno de los tres casos en que se oyó la propia voz de Jehová, Él dio su propio testimonio de Mesiazgo de Jesús, diciendo: “Este es mi Hijo, el que ha sido escogido. Escúchenle.”—Luc. 9:35.


Fuente (s):

La Atalaya Anunciando el Reino de Jehová 1 de Agosto de 2005.*

*Editada por los Testigos de Jehová.
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/1200001307?q=el%C3%ADas&p=par



http://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20100913165003AAhEQ2N

----

ENOC (Henoc): Vivió antes del diluvio, en un mundo muy violento, con la tierra llena de gigantes rebeldes, la influencia de los ángeles rebeldes y los néfilim.

http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/2001688

Enoc habló con intrepidez y dejó claro que las obras malas del Diablo fracasarían. Influido por el espíritu santo de Dios, profetizó acerca de los malvados: “¡Miren! Jehová vino con sus santas miríadas, para ejecutar juicio contra todos, y para probar la culpabilidad de todos los impíos respecto a todos sus hechos impíos que hicieron impíamente, y respecto de todas las cosas ofensivas que pecadores impíos hablaron contra él”. (Judas 14, 15.)

Por causa de las valerosas proclamaciones de Enoc, el apóstol Pablo, al escribir a los cristianos hebreos, lo incluyó en la gran “nube de testigos” que dieron un excelente ejemplo de fe en acción. (Hebreos 11:5; 12:1.) Como hombre de fe que era, Enoc perseveró en el camino de la integridad más de trescientos años. (Génesis 5:22.) ¡Cuánto debió de irritar a los enemigos de Dios tanto en el cielo como en la Tierra su fidelidad! Su punzante profecía le atrajo el odio de Satanás, pero le granjeó la protección de Jehová.

--¿Cómo tomó Dios a Enoc?

Jehová no dejó que Satanás o sus siervos terrestres mataran a Enoc, sino que, como dice el relato inspirado, “Dios lo tomó”. (Génesis 5:24.) El apóstol Pablo puntualizó: “Por fe Enoc fue transferido para que no viera la muerte, y no fue hallado en ningún lugar, porque Dios lo había transferido; porque antes de su transferencia tuvo el testimonio de haber sido del buen agrado de Dios”. (Hebreos 11:5.)

¿Cómo fue “transferido [Enoc] para que no viera la muerte”, o, como dice la versión de Evaristo Martín Nieto, 1980, “trasladado [...] sin experimentar la muerte”?

Dios puso fin a la vida de Enoc plácidamente, evitándole los dolores de la muerte causada ya por enfermedad, ya por violencia a manos de sus enemigos. Sí, Jehová interrumpió la vida de Enoc a los 365 años, una edad bastante joven en comparación con la de sus contemporáneos.

¿De qué manera recibió Enoc ‘testimonio de que había sido del buen agrado de Dios’? ¿Qué prueba obtuvo? Es probable que Dios haya puesto a Enoc en un estado de trance, del mismo modo que el apóstol Pablo fue “arrebatado”, o transferido, al contemplar, según parece, una visión del futuro paraíso espiritual de que gozaría la congregación cristiana. (2 Corintios 12:3, 4.) El testimonio o prueba de que Enoc había agradado a Dios pudo haber consistido en una visión del paraíso terrenal que existirá en el futuro, donde todos cuantos vivan apoyarán la soberanía divina. Quizás fue mientras Enoc contemplaba extasiado tal visión, cuando Dios lo tomó y lo hizo morir sin dolor para que durmiera hasta el día de su resurrección. Por lo visto, como sucedió en el caso de Moisés, Jehová se deshizo del cuerpo de Enoc, pues “no fue hallado en ningún lugar”. (Hebreos 11:5; Deuteronomio 34:5, 6; Judas 9.)



http://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20101011043548AAugvpM

ENOC - (Atalaya 15 set. 2001)
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/2001688


---ESPERANZA DE VIDA ETERNA EN LA TIERRA COMO EN EL PARAÍSO DEL EDÉN.


¿Qué dice la Biblia? “Felices son los de genio apacible, puesto que ellos heredarán la tierra.” (Mateo 5:5.)

Aunque Jesús prometió a sus discípulos que les prepararía un lugar en el cielo, no dio a entender que todas las personas buenas irían allí (Juan 3:13; 14:2, 3). Recordemos que él oró para que se hiciera la voluntad de Dios no solo “en el cielo”, sino también “sobre la tierra” (Mateo 6:9, 10). En realidad, existen dos posibles destinos para los justos. Unos pocos irán al cielo para reinar con Cristo, pero la mayoría vivirá eternamente en la Tierra (Revelación [Apocalipsis] 5:10).

---Las familias estarán en el Paraíso de Dios.

Con el tiempo, la Iglesia primitiva cambió el concepto que tenía sobre su función en la Tierra. Una enciclopedia explica que “la Iglesia como institución poco a poco fue ocupando el lugar del esperado Reino de Dios” (The New Encyclopædia Britannica). A fin de consolidar su poder, comenzó a mezclarse en la política, a pesar de que Jesús había indicado claramente que sus seguidores no serían “parte del mundo” (Juan 15:19; 17:14-16; 18:36). Bajo la influencia del emperador romano Constantino, la Iglesia llegó a cambiar algunas de sus creencias fundamentales. Como veremos, una de ellas tenía que ver con la mismísima naturaleza de Dios.

Examine estos versículos: Salmo 37:10, 11, 29; Juan 17:3; 2 Timoteo 2:11, 12.

LA VERDAD:
La mayoría de las personas buenas vivirán para siempre en la Tierra, no en el cielo.

http://www.watchtower.org/s/20091101/article_04.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada