ANUNCIO acerca de COOKIES

NOTA: Este sitio emplea cookies de Google y otros para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Google y otros reciben información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

domingo, 9 de enero de 2011

666 LA MARCA DE LA BESTIA, EL ANTICRISTO

¿Qué significa la marca de la bestia?

Cómo identificar a la bestia salvaje y su marca

En este artículo analizaremos cuatro argumentos fundamentales —o pistas clave— que esclarecerán el significado de la marca de la bestia. Veremos: 1) cómo se escogen a veces los nombres bíblicos; 2) la identidad de la bestia salvaje; 3) qué significa que el 666 sea un “número de hombre”, y 4) el significado del 6 y la razón por la que se repite tres veces, en las unidades, decenas y centenas, lo que da la cifra 666 (Revelación 13:18).
Los nombres bíblicos son más que nombres
Los nombres bíblicos suelen tener un significado especial, principalmente los dados por Dios. Tomemos por ejemplo a Abrán. Como había de ser padre de naciones, Dios cambió el nombre del patriarca al de Abrahán, que significa “Padre de una Multitud” (Génesis 17:5, nota). También, mandó a José y María que le pusieran Jesús (“Jehová Es Salvación”) al niño que iba a nacer (Mateo 1:21, nota; Lucas 1:31). De acuerdo con el significado especial de este nombre, Jehová hizo posible nuestra salvación mediante el ministerio y el sacrificio redentor de Jesús (Juan 3:16).
Por lo tanto, la designación 666 dada por Dios ha de simbolizar lo que él considera atributos distintivos de la bestia. Naturalmente, para entender sus características, debemos identificarla y conocer su actuación.
Se desenmascara a la bestia
El libro bíblico de Daniel contribuye mucho a descifrar el significado de las bestias simbólicas. El capítulo 7 contiene una gráfica descripción de “cuatro enormes bestias”: un león, un oso, un leopardo y un monstruo espantoso con grandes dientes de hierro (Daniel 7:2-7). Daniel nos dice que representan “reyes”, o gobiernos políticos, que se suceden unos a otros en la dominación de grandes imperios (Daniel 7:17, 23).
Tocante a la bestia de Revelación 13:1, 2, The Interpreter’s Dictionary of the Bible señala que “reúne en sí misma las características de las cuatro bestias de la visión de Daniel [...]. Por consiguiente, esta primera bestia [de Apocalipsis] representa las fuerzas aliadas de todo régimen político en oposición a Dios”. Confirma esta observación Revelación 13:7, que dice de la bestia: “Se le dio autoridad sobre toda tribu y pueblo y lengua y nación”.*
¿Por qué emplea la Biblia bestias para simbolizar a los gobiernos humanos? Al menos, por dos razones. La primera es el horroroso historial de derramamiento de sangre que se han labrado a lo largo de los siglos. “La guerra es una de las constantes de la historia —escribieron los historiadores Will y Ariel Durant— y no ha disminuido con la civilización o la democracia.” Y qué gran verdad es que “el hombre ha dominado al hombre para perjuicio suyo” (Eclesiastés 8:9). La segunda razón es que “el dragón [Satanás] dio a la bestia su poder y su trono y gran autoridad” (Revelación 12:9; 13:2). Por lo tanto, la gobernación humana es obra del Diablo y manifiesta su salvaje y feroz naturaleza (Juan 8:44; Efesios 6:12).
Lo antedicho no implica que todo gobernante humano sea un instrumento directo de Satanás, pues en cierto modo, los gobiernos son “ministro[s] de Dios”, que aportan estabilidad a la sociedad humana, y sin los cuales reinaría el caos. En ocasiones han protegido los derechos humanos fundamentales, entre los que figura el de participar en la adoración verdadera, algo que Satanás odia (Romanos 13:3, 4; Esdras 7:11-27; Hechos 13:7). Con todo, debido a la influencia diabólica, ninguna institución ni ser humano ha sido capaz de obtener paz y seguridad duradera (Juan 12:31).#
“Una cifra humana”
La tercera pista para desentrañar el significado del 666 la constituye el hecho de que sea un “número de hombre”, o “una cifra humana”, como traduce la Nueva Biblia Española. Con esta expresión no se alude a una persona, pues quien tiene autoridad sobre la bestia es el Diablo, y no ningún hombre (Lucas 4:5, 6; 1 Juan 5:19; Revelación 13:2, 18). El que la bestia ostente “una cifra [o marca] humana” indica que se trata de una entidad terrestre, no de un espíritu o demonio, y, por tanto, manifiesta características humanas. ¿Cuáles son? La Biblia responde diciendo: “todos [los hombres] han pecado y no alcanzan a la gloria de Dios” (Romanos 3:23). El que la bestia tenga “una cifra humana” indica, pues, que los gobiernos reflejan la condición caída de la humanidad, la marca del pecado y de la imperfección.
La historia lo corrobora. “Todas las civilizaciones que han existido han terminado por derrumbarse —dijo el ex secretario de Estado norteamericano Henry Kissinger—. La historia es una recopilación de intentos que fracasaron, de aspiraciones que no se realizaron. [...] De modo que el historiador ha de aceptar la inevitabilidad de la tragedia.” Esta franca valoración de Kissinger es prueba fehaciente de la siguiente verdad bíblica fundamental:

“Al hombre terrestre no le pertenece su camino. No pertenece al hombre que está andando siquiera dirigir su paso” (Jeremías 10:23).




666

http://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20100608114412AAkKxza


EL ANTICRISTO:
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/2006881?q=anticristo&p=par
http://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20110219135027AAis49Q


Para el reso del articulo, dirigirse a :

Publicado en La Atalaya del 1 de abril de 2004
DISPONIBLE EN LINEA EN:
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/2004241?q=MARCA+DE+LA+BESTIA&p=par

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada