ANUNCIO acerca de COOKIES

NOTA: Este sitio emplea cookies de Google y otros para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Google y otros reciben información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

sábado, 6 de febrero de 2010

EL ESPÍRITU SANTO...¿ES UNA PERSONA?

¿ES EL ESPÍRITU SANTO UNA PERSONA?

¿Qué es el espíritu santo? Ya en sus primeros versículos, la Biblia habla del espíritu santo —también llamado “la fuerza activa de Dios”— y dice que “se movía de un lado a otro sobre la superficie de las aguas” (Génesis 1:2). Por otra parte, al relatar el bautismo de Jesús, las Escrituras muestran a Dios en “los cielos” y al espíritu santo procediendo a “descender como paloma” sobre el Hijo (Mateo 3:16, 17). Además, Cristo se refirió al espíritu santo como “ayudante” (Juan 14:16).

Basándose en pasajes bíblicos como los anteriores, hay quienes llegan a la conclusión de que el espíritu santo es una persona de naturaleza espiritual, tal como lo son Dios, Jesús y los ángeles. Durante siglos, algunas de las iglesias más influyentes han atribuido personalidad al espíritu santo. Pero, a pesar del arraigo de esta doctrina, muchos feligreses se encuentran hoy confundidos y hasta llegan a discrepar de sus guías religiosos. Por ejemplo, en una encuesta reciente, el 61% de los entrevistados aseguraron que el espíritu santo “no es un ser vivo, sino un símbolo de la presencia o el poder de Dios”. Ahora bien, ¿qué enseña la Biblia?
 
---¿Qué dice la Biblia?

Todo el que haga una lectura honrada de los textos bíblicos notará que lo que estos dicen no encaja con las descripciones eclesiásticas del espíritu santo como persona. Pensemos en algunos pasajes de las Escrituras.

1. La Biblia dice que cuando María, la madre de Jesús, fue a visitar a su prima Elisabet (o Isabel), que estaba embarazada, la criatura saltó en su vientre “y Elisabet se llenó de espíritu santo” (Lucas 1:41). ¿Le parece lógico afirmar que una persona “se llenó” de otra?

2. Cuando Juan el Bautista reveló a sus discípulos que Jesús lo iba a reemplazar, dijo: “Yo, por mi parte, los bautizo con agua [...]; pero el que viene después de mí es más fuerte que yo, y no soy digno de quitarle las sandalias. Ese los bautizará con espíritu santo” (Mateo 3:11). Como Juan indicó que Jesús bautizaría a algunos con espíritu santo, es obvio que dicho espíritu no podía ser una persona.

3. Durante la visita que hizo a un oficial del ejército romano y su familia, el apóstol Pedro mencionó que Dios había ungido a Jesús “con espíritu santo y poder” (Hechos 10:38). Al rato, “el espíritu santo cayó sobre” los miembros de la casa de este oficial. El relato agrega que muchos se asombraron “porque la dádiva gratuita del espíritu santo también estaba siendo derramada sobre gente de las naciones” (Hechos 10:44, 45). Nuevamente, el lenguaje que se emplea no respalda la idea de que el espíritu santo sea una persona.

----


En muchos pasajes de la Biblia se "personifican", o sea, se presentan como si fueran personas cosas que no lo son, tales como:

---la sabiduría,
---el discernimiento,
---el pecado,
---la muerte,
---la bondad inmerecida
(Esto lo podemos leer en la Biblia, en Proverbios 8:1–9:6; Romanos 5:14, 17, 21; 6:12).

Por ejemplo, el propio Jesús dijo que “la sabiduría queda probada justa por todos sus hijos”, es decir, por los buenos resultados que produce (Lucas 7:35).

Obviamente, la sabiduría no es una persona con hijos de carne y hueso.

Igualmente,
---el discernimiento,
---el pecado,
---la muerte,
---la bondad inmerecida...,

NO SON PERSONAS, aunque se les personifique.

De igual modo, el espíritu santo no es un ser vivo aunque en ocasiones aparezca personificado.
--------- 
---¿Qué es el espíritu santo?

En la Biblia se identifica al espíritu santo como el poder de Dios en acción. Por ello, una traducción fiel del texto hebreo de las Escrituras se refiere a dicho espíritu como “la fuerza activa de Dios” (Génesis 1:2). Este concepto encuentra amplio apoyo en toda la Biblia (Miqueas 3:8; Lucas 1:35; Hechos 10:38).

En contra de la opinión generalizada, Dios no está presente al mismo tiempo en todos los lugares. Más bien, vive en el mundo espiritual, en “el lugar establecido de [su] morada” (1 Reyes 8:39; 2 Crónicas 6:39). Las Escrituras también dicen que reside y tiene su “trono” en un lugar concreto (1 Reyes 22:19; Isaías 6:1; Daniel 7:9; Revelación [Apocalipsis] 4:1-3). No obstante, desde ese “lugar establecido de [su] morada” emplea su fuerza activa para llegar hasta el último rincón del mundo físico y del espiritual (Salmo 139:7).

En 1879, el biblista Charles L. Ives ilustró con maestría la capacidad que Dios tiene de ejercer su poder desde el lugar que ocupa. Escribió: “Por ejemplo, nosotros decimos: ‘Abre las contraventanas para que entre el sol en la habitación’. No nos referimos al cuerpo celeste, el Sol, sino a la radiación solar, los rayos procedentes del Sol”. Así mismo, Dios no tiene que viajar a cada sitio donde va a usar su fuerza activa. Sencillamente se vale de su espíritu santo, con el que puede alcanzar hasta los puntos más lejanos de su creación. En fin, ver al espíritu santo como lo que es —la poderosa fuerza activa de Dios— nos llena de confianza en que Jehová cumplirá sus promesas.









 FUENTES:
La Biblia.

http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/2010734?q=esp%C3%ADritu+santo&p=par

http://www.jw.org/es/publicaciones/libros/Ense%C3%B1a/La-verdad-acerca-del-Padre-el-Hijo-y-el-esp%C3%ADritu-santo/







¿SE HA PREGUNTADO...
... si enseña la Biblia que el espíritu santo sea una persona? (Hechos 10:44, 45.)
... qué es el espíritu santo? (Génesis 1:2.)
... hasta dónde llega la acción del espíritu santo de Dios? (Salmo 139:7.)

Citado en Yahoo
http://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20101031110353AAUQZnL

Basado en ¡Despertad! de julio de 2006
Disponible en línea en el sitio oficial:
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/102006245?q=esp%C3%ADritu+santo+persona&p=par

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada