ANUNCIO acerca de COOKIES

NOTA: Este sitio emplea cookies de Google y otros para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Google y otros reciben información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

domingo, 3 de enero de 2010

DESPERTAD 22 de Mayo 1994 TRATAMIENTOS EN PACIENTES TERMINALES.

¿Se deben forzar tratamientos médicos a un paciente cuando éstos no prolongarán su vida sino su sufrimiento?

¿Se debe respetar la voluntad del paciente, aunque éste sea menor de edad?

De vez en cuando en Internet se hace referencia a esta revista y a otros casos similares de pacientes terminales.

Los jueces han decidido de distintas formas. En algunos casos han respetado la voluntad del paciente y en otros no.

Frecuentemente las referencias son parciales, parcializadas y sesgadas de esa revista y otros informes de prensa, omitiendo detalles muy importantes y tergiversando los hechos.



En los casos descritos en la revista con detalle, solo 2 murieron.
En casos similares, los pacientes tenían unas pocas semanas de expectativa de vida, segun los doctores.

En la revista ¡Despertad! del 22 de mayo de 1994, cuya portada dice "Jóvenes que pusieron a Dios en primer lugar" habla de jóvenes que se dejaron morir por rechazar una transfusión. ¿Por qué se fomenta esto entre los Testigos

 La portada de esta revista se suele emplear muy a menudo para dar un efecto más dramático a las acusaciones contra los Testigos. Es cierto que dicho número de ¡Despertad! relata cinco casos de jóvenes que lucharon por el derecho a elegir tratamiento médico, y por el respeto a la inviolabilidad de su cuerpo (derecho amparado por la Ley). Pero en realidad, de los cinco casos mencionados, solo dos de ellos murieron, y lo hicieron ante una situación de elección de riesgos cuyo derecho les reconocieron los altos tribunales de su respectivo país.
 

Respecto al primero de estos dos casos, el juez Robert Wells, del Tribunal Supremo de Terranova, declaró: «No se ha demostrado que la transfusión de sangre o la inyección de hemoderivados sea esencial y, en las circunstancias particulares de este caso, podría resultar perjudicial». Y concluyó: «Opino que lo justo es denegar la solicitud de utilizar hemoderivados en el tratamiento de Adrian». (Estas declaraciones se publicaron en la revista Human Rights Law Journal del 30 de septiembre de 1993.)
 

En el segundo caso, que era de leucemia, solo se garantizaban de tres a seis meses de vida si se practicaba la transfusión de sangre. Reconociendo esa circunstancia, y ante una cuestión de elección de riesgos, con el amparo del Comité de Ética del Hospital Pediátrico Valley, ni siquiera se solicitó una orden judicial para imponer por la fuerza una transfusión de sangre.
 

De los tres casos restantes, en uno de ellos se impuso una transfusión de sangre contra la voluntad de la enferma, la cual terminó falleciendo. El juez David Main, de Toronto, calificó este caso de trato discriminatorio contra la paciente tanto por su religión como por su edad; dijo: «Al habérsele administrado una transfusión de sangre, se vulneró su derecho a la seguridad de su persona». Los últimos dos casos, son de jóvenes que aún continúan con vida; son ejemplos de lucha ante los tribunales, que terminaron reconociendo que, como indicó el Tribunal Supremo del Estado de Illinois: «El principio de menor maduro le[s] da el derecho que concede la ley jurisprudencial a consentir o rechazar ciertos tratamientos». 


fuente:
http://tj-defendidos.blogspot.com/2016/08/transfusiones-de-sangre-preguntas-y.html


Citado en:
http://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20090523124242AAICd5o

OTROS CASOS:

BETHANY HUGHES de 16 años, vivía en Canadá y se le diagnosticó Leucemia (AML M-1), en febrero de 2002.

Bethany aceptaba tratamientos médicos como ser quimioterapia y otros, pero no deseaba transfusion de sangre. Contra sus deseos y por orden judicial impulsada por su padre, el personal médico a cargo del caso le administró, además de la quimioterapia, transfusiones de sangre, entre febrero y junio de 2002.

SE LE ADMINISTRARON OCHENTA (80) TRANSFUSIONES DE SANGRE.

Falleció a causa de la leucemia en Setiembre de 2002.

Lamentablemente hay personas que intentaron recaudar dinero y hasta hoy circulan versiones deformadas de los hechos junto con pedidos de donaciones con base en este caso. 
-

INFORME DE LA CORTE CANADIENSE (EN IDIOMA INGLES) RELACIONADO CON EL CASO BETHANY HUGHES.
COURT OF QUEEN'S BENCH OF ALBERTA, Caligary
http://www.canlii.org/en/ab/abqb/doc/2002/2002abqb371/2002abqb371.html

LA HISTORIA DEL "ARSÉNICO" ES PARCIALIZADA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario