viernes, 15 de enero de 2010

¿CUANDO Y CÓMO SE ESCRIBIÓ LA BIBLIA?

Se entiende que en el año 33 de nuestra era, judíos y prosélitos conversos de todo el mundo conocido se habían reunido en las festividades tradicionales que comenzaron en la pascua de Jerusalén y abarcaban la fiesta de Pentecostés en el año 33 EC. Sabemos que, siguiendo el mandato de Jesús, más de tres mil de éstos fueron alcanzados en su corazón y mente por el mensaje de buenas nuevas y esperanza del Cristo. Al volver a sus lugares de origen compartieron su experiencia espiritual única, según registrado en Hechos 1:8, también 2:14 al 42.

Ya que se promovía la lectura y escritura entre los judíos, éstos eran hombres y mujeres ilustrados.
Estaban acostumbrados a leer y escuchar el Antiguo Testamento en sus sinagogas locales regularmente por todo el mundo habitado y los hechos y vida de Jesús probaron era quien estaban esperando y colmó sus esperanzas.

Proclamar las buenas nuevas hizo necesario poner por escrito lo que Jesús había hecho. Al poco tiempo habían llegado a todo rincón del mundo conocido, según Colosenses 1:23.

Se acepta que el primero en escribir fue Mateo, en idioma hebreo (según Papías), unos 8 años después de la ascensión de Jesús, año 41, cuando los acontecimientos eran bien recientes. Mateo, recaudador de impuestos, fue uno de los doce apóstoles que acompañó a Jesús desde el principio y posiblemente él mismo hizo la traducción al griego de su evangelio.

Así, los primeros cristianos proclamaron el evangelio en forma verbal y escrita.

El griego koiné era el idioma común, vivo, que entendían la mayoría de las demás personas en el primer siglo. Juan escribió el último de los documentos originales alrededor de 98 EC. Ninguno de estos 27 manuscritos originales en koiné se ha conservado hasta hoy. Pero, a medida que el cristianismo se expandía, se iban haciendo copias de los originales, copias de copias y familias de copias.

Por eso hoy existe una inmensa cantidad de manuscritos de las Escrituras Griegas Cristianas.

Escrito en el griego koiné original, se calcula hay mas de cinco mil (5000)manuscritos de parte o todas las Escrituras griegas cristianas (Nuevo Testamento) y más de ocho mil (8000) en otras lenguas lo que totaliza más de trece mil (13000).

El más antiguo de estos muchos manuscritos es el fragmento de papiro P52 del Evangelio de Juan. Está en la Biblioteca John Rylands, en Manchester, Inglaterra, fechado alrededor de 125 E.C.. Como se ve, esta copia se hizo solo unos 25 años después del original.

Comparando, para la mayoría de los autores clásicos, no bíblicos, solo habría un puñado de manuscritos que rara vez caen dentro de siglos de los escritos originales.

Hay muchísima más prueba para ayudarnos a llegar a un texto autoritativo (TEXTOS MAESTROS) de las Escrituras Griegas Cristianas.

Los papiros Chester Beatty, P45 a P47, hallados en Egipto, prueban que la colección de cartas que forman la Biblia actual, habían sido recopiladas como las conocemos a más tardar para el siglo II. Por eso, para el fin del siglo II no había duda de que el canon del Nuevo Testamento se había cerrado, de modo que el canon de toda la Biblia estaba completo.

Los pocos pasajes que fueron agregados por manos posteriores no llegan a la milésima parte. (Marcos 16, 1 Juan 5:7 y algun otro) no alteran el mensaje del resto de la Biblia.


Luego su lectura fue prohibida por siglos, ocultada del público. El griego y el latín llegaron a ser lenguas muertas. Quienes se osaron a hablar de su mensaje o intentaron traducirlo para el común de la gente fueron perseguidos fieramente. ¿ Sabemos por qué?

Hoy día esa colección es esencial en el libro más distribuido de la tierra, la Biblia.
MANUSCRITOS DE LA BIBLIA:
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/1101990133?q=TEXTO+MAESTRO&p=par

---
EL CANON DE LAS ESCRITURAS INSPIRADAS SE TERMINÓ EN EL AÑO 98 E.C.

A comienzos del siglo 20 se halló en Egipto un manuscrito del Evangelio de Juan. Este fragmento, que se conserva en la Biblioteca John Rylands, en Manchester (Inglaterra), se conoce como Papiro Rylands 457 (P52) y contiene lo que en las Biblias actuales corresponde a Juan 18:31-33, 37, 38. Se trata de un documento muy valioso, pues es el manuscrito más antiguo de las Escrituras Griegas Cristianas del que se tiene constancia. Se cree que fue escrito en torno al año 125 de nuestra era, unos veinticinco años después de la muerte del propio Juan. Pero lo más destacable es que concuerda casi exactamente con otros manuscritos posteriores. Además, el hecho de que para entonces ya hubiera llegado a Egipto una copia del Evangelio de Juan apoya la idea de que este apóstol realmente escribió dicho libro —tal y como indican las Escrituras— y que lo hizo en el siglo primero. Todo lo anterior demuestra que el Evangelio de Juan fue redactado por un testigo ocular.

Las Escrituras Griegas Cristianas —incluidos los cuatro Evangelios— no han cambiado esencialmente desde el siglo II. La realidad es que no existen pruebas de que en el siglo IV se tramara una conspiración para cambiar u ocultar parte alguna de las Escrituras divinamente inspiradas. El biblista Bruce Metzger escribió: “A finales del siglo II, [...] las diversas congregaciones de fieles —repartidas no solo por toda el área mediterránea, sino por la extensa zona entre las islas británicas y Mesopotamia— habían alcanzado un alto grado de acuerdo respecto a qué libros componían el Nuevo Testamento”.


Sitio Oficial Gratuito Testigos de Jehová
¿QUE LIBROS FORMAN EL CANON DE LA BIBLIA?
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/1200000880#h=0:0-50:0

LIBROS APOCRIFOS ¿QUE SON?
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/2010162?q=ap%C3%B3crifos&p=par

http://www.tjdefendidos.org/biblia/comentarios-favorables.htm CONSULTADO EN 2009


LIBROS APÓCRIFOS:
Fue en el año 1546, en el Concilio de Trento, cuando la Iglesia Católica Romana confirmó definitivamente la aceptación de algunas añadiduras en su catálogo de libros bíblicos. Estas añadiduras fueron: Tobías, Judit, unas añadiduras a Ester, Sabiduría, Eclesiástico, Baruc, tres añadiduras a Daniel, Primero de Macabeos y Segundo de Macabeos.

Aunque no hay ninguna razón para considerar como libro inspirado el de Primero de Macabeos, este contiene información que es de interés histórico. Los demás libros apócrifos están llenos de mitos y supersticiones y contienen muchísimos errores. Ni Jesús ni los escritores de las Escrituras Griegas Cristianas los mencionaron ni citaron alguna vez.


http://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20100209004039AAeqJWO

VERSION DE LOS LXX Y APOCRIFOS



http://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20110210072134AAFiYOC

ECLESIÁSTICO (NO ES ECLESIASTÉS)
http://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20120125192255AAkJVlo

Wikipedia informa:

' La Biblia israelita griega, comúnmente llamada Biblia Septuaginta, o de los LXX, y en España Biblia de los Setenta, es la más incluyente, plural y representativa entre las colecciones de textos religiosos sagrados judíos e israelitas. Traducida de textos hebreos y arameos bastante más antiguos que las posteriores series de ediciones que siglos más tarde fueron asentadas en la forma actual del texto hebreo-arameo del Tanaj, representa una síntesis en que se subraya el monoteísmo judío e israelita, así como el carácter universalista de su ética.[1] La Biblia Septuaginta fue el texto utilizado por las comunidades judías e israelitas de todo el mundo antiguo más allá de Judea, y luego por la iglesia cristiana primitiva, de habla y cultura griega.[2] Junto con el Tanaj, constituye la base y la fuente del Antiguo Testamento de la gran mayoría de las Biblias cristianas.

El "Plus de los LXX"

La Biblia Septuaginta contiene los 24 (o 39) libros que conforman el Canon del Tanaj judío hebreo-arameo, los cuales constituyen los textos más comúnmente aceptados del Antiguo Testamento de las Biblias cristianas (católica, ortodoxa, protestante, etc.).

En adición a ellos, la Biblia Septuaginta incluye ciertos otros, los cuales no son parte del Tanaj, pero que son sagrados al menos para partes sumamente importantes de las comunidades israelitas históricas, y para la mayor parte de los cristianos, en especial para las comunidades cristianas ortodoxas y orientales, cópticas y siríacas, así como católicas romanas.

Dichas series de textos, algunos de los cuales —sólo algunos— probablemente hayan sido redactados de forma original en lengua griega, hoy son reconocidas y agrupadas por múltiples autores bajo el nombre conjunto de “Plus de los LXX”, o “de la Septuaginta”.
...Los libros de estas series son algo más tardíos que el resto de los libros del Antiguo Testamento, y algo más tempranos que los escritos propios del Nuevo Testamento; por lo cual representan cierta continuidad lógica y necesaria, y suplen las lagunas culturales de otra forma existentes entre ambos Testamentos. De la misma manera, algunos de estos textos representan creencias y valores ancestrales de tribus israelitas no judías, es decir, que existieron fuera del judaísmo de Judá, o Judea. '

http://es.wikipedia.org/wiki/Septuaginta

----
Jerónimo, considerado “el mejor hebraísta” de la Iglesia primitiva y traductor de la Vulgata latina (405 E.C.), adoptó una postura clara en contra de esos libros, y fue el primero en usar explícitamente la palabra “apócrifo” en el sentido de no canónico con referencia a ellos. En consecuencia, en su prólogo a los libros de Samuel y Reyes, Jerónimo menciona los libros inspirados de las Escrituras Hebreas según el canon hebreo (en el que los treinta y nueve libros están agrupados en veintidós), y entonces dice: “Así que hay veintidós libros [...]. Este prólogo de las Escrituras puede servir de advertencia al que se acerca a todos los libros que traducimos del hebreo al latín; para que sepamos que cualquiera que esté fuera de estos tiene que ser puesto entre los libros apócrifos”. Al escribirle a una dama de nombre Leta sobre la educación de su hija, Jerónimo aconsejó: “Guárdese de todo linaje de apócrifos. Y si alguna vez los quiere leer, no para buscar la verdad de los dogmas, sino por reverencia de los símbolos, sepa que no pertenecen a los autores cuyos nombres figuran a su cabeza, y que llevan revuelto mucho elemento vicioso. No se requiere menuda prudencia para buscar oro entre el fango”. (Cartas de San Jerónimo, CVII.)

FUENTE: PERSPICACIA PARA ENTENDER LAS ESCRITURAS
"LIBROS APÓCRIFOS"
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/1200000305





TRADUCCION DEL NUEVO MUNDO :
1.- Entre 1952 y 1990 salieron a la luz 55 versiones en inglés de las Escrituras Griegas Cristianas, cada una con su propia redacción, de acuerdo con los criterios de los traductores. A fin de evaluar la fiabilidad de tales obras, Jason BeDuhn, (profesor adjunto a la cátedra de Estudios Religiosos de la Northern Arizona University, Flagstaff, Arizona, EEUU), cotejó en 2003 la exactitud de ocho versiones principales, entre ellas la edición en inglés de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras.
Al tiempo que criticó algunas soluciones que emplea, indicó que la Traducción del Nuevo Mundo es “de extraordinaria calidad”, “muy superior” y “mejor vez tras vez” que algunas de las que examinó. Opinó que “es una de las versiones inglesas del Nuevo Testamento más exactas que tenemos a nuestro alcance” y “la más exacta de las que hemos comparado”.
BeDuhn agregó que muchos traductores sienten la presión de “parafrasear o amplificar lo que dice la Biblia para darles a los lectores modernos lo que desean y necesitan que diga”. Pero señaló que la Traducción del Nuevo Mundo es distinta “por su mayor exactitud como versión literal y conservadora al traducir las expresiones originales de los escritores del Nuevo Testamento”.

2.- Anteriormente, en 1997 el mismo doctor Jason BeDuhn calificó la obra The Kingdom Interlinear Translation of the Greek Scriptures como “el mejor Nuevo Testamento interlineal disponible”. Añadió: “Hace poco finalizó un curso que di para el Departamento de Estudios Religiosos de la Universidad de Indiana en Bloomington (E.U.A.) [...]. Se centraba en los Evangelios. Ustedes nos ayudaron con su versión "The Kingdom Interlinear Translation of the Greek Scriptures", que mis estudiantes utilizaron como uno de los libros de texto de la clase. Estos libros pequeños fueron de gran valor para el curso y muy populares entre mis estudiantes.”
¿Por qué utiliza el doctor BeDuhn la traducción "The Kingdom Interlinear" en sus cursos universitarios? Él responde: “En pocas palabras, es el mejor Nuevo Testamento interlineal disponible. Soy especialista diplomado en textos bíblicos, conozco bien las obras que se utilizan actualmente en el estudio de la Biblia y, por cierto, no soy testigo de Jehová. Pero sé reconocer una publicación de calidad cuando la veo, y su ‘Comité de la Traducción del Nuevo Mundo’ ha hecho un trabajo de gran calidad. Su versión interlineal en inglés es tan exacta y consecuente que obliga al lector a salvar las brechas lingüísticas, culturales y conceptuales que existen entre el mundo de habla griega y el nuestro. La ‘TNM’ es una traducción literal de primera calidad que es fiel al griego y evita las imprecisiones tradicionales. En muchos aspectos es superior a las traducciones más conocidas de la actualidad”.

3.- Según el Dr. Rijkel ten Kate, erudito en griego clásico, las traducciones de la Biblia al holandés no vierten con exactitud algunos términos. Por ejemplo, en el capítulo 2 de Lucas, tres vocablos griegos distintos (bré•fos, pai•dí•on y pais) que se utilizan para describir las etapas sucesivas del crecimiento de Jesús. Cada uno de estos términos tiene un matiz diferente de significado. Sin embargo, en muchas Biblias, dos de ellos, o a veces los tres, se traducen con imprecisión “niño”. ¿Cuál es la traducción correcta?
El Dr. ten Kate explica que en el versículo 12 la palabra griega bré•fos quiere decir “recién nacido o bebé”. Pai•dí•on, que se utiliza en el versículo 27, significa “niño pequeño” y pais, que aparece en el versículo 43, debe traducirse “muchacho”. Este erudito escribió lo siguiente en el número de marzo de 1993 de la revista Bijbel en Wetenschap (Biblia y ciencia): “Que yo sepa, ninguna versión holandesa ha traducido correctamente estos términos, es decir, en completa armonía con el texto original”.
En 1994 se le mostró al Dr. ten Kate la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras, en doce idiomas, incluido el holandés. ¿Cuál fue su reacción?: “Me ha sorprendido ver que en realidad sí hay una Biblia en holandés que toma en la debida consideración el empleo distinto de las tres palabras griegas bré•fos, pai•dí•on y pais”. ¿Vierte la Traducción del Nuevo Mundo estos versículos en armonía con el texto griego original? “En total concordancia”, respondió el Dr. ten Kate.
-Pasajes que apenas se entendían se esclarecieron de manera sorprendente. Por ejemplo, la desconcertante frase de Mateo 5:3: “Bienaventurados los pobres de espíritu” (Nácar-Colunga) se tradujo: “Felices son los que tienen conciencia de su necesidad espiritual”; la recomendación del apóstol Pablo “No tengáis solicitud de cosa alguna” (Scío de San Miguel) se vertió “No se inquieten por cosa alguna”, Filipenses 4:6, y la referencia del apóstol Juan a la “concupiscencia de la carne” (NC) apareció como “el deseo de la carne”,1 Juan 2:16.
-----

(CONT.)
La versión impresionó a diversos estudiosos, por ejemplo, al comentarista británico sobre hebreo y griego Alexander Thomson, quien observó que se destacaba por plasmar con precisión el presente del griego. Sirva como ejemplo Efesios 5:25, donde leemos: “Esposos, continúen amando a sus esposas”, en vez de limitarse a decir: “Vosotros, los maridos, amad a vuestras mujeres” (Nacar Colunga). Thomson señaló: “Parece que ninguna otra versión presenta tan cumplidamente ni con tanta frecuencia este extraordinario rasgo”.




http://mx.answers.yahoo.com/question/index;_ylt=Ah794OfcuY2WPK05I_p.cACY8gt.;_ylv=3?qid=20071019084451AANInhy


(Truth in Translation: Accuracy and Bias in English Translations of the New Testament [La verdad en la traducción: exactitud y tendenciosidad en las versiones inglesas del Nuevo Testamento]) J.BeDuhn.

---
4.- En 1989, el Dr. Benjamin Kedar, profesor y hebraísta de Israel, dijo lo siguiente respecto a la “Traducción del Nuevo Mundo”: “En mi investigación lingüística con relación a la Biblia hebrea y sus traducciones, frecuentemente me refiero a la edición en inglés de lo que se conoce como la ‘Traducción del Nuevo Mundo’. Al hacerlo, cada vez veo confirmado que esta obra refleja un esfuerzo sincero por entender el texto con la mayor exactitud posible. [...] Da prueba de un amplio dominio del idioma original al traducir las palabras originales a un idioma secundario de modo entendible, sin desviarse innecesariamente de la estructura específica del hebreo. [...] Toda declaración lingüística permite alguna latitud de interpretación o traducción. Por eso, en cualquier caso la solución lingüística puede ser discutible. Pero nunca he encontrado en la ‘Traducción del Nuevo Mundo’ la intención guiada por prejuicio de leer en el texto algo que no está en él”.

5.- En 1981 el manual bíblico Eerdman’s Handbook to the Bible alista la “Traducción del Nuevo Mundo” entre las 14 “principales traducciones al inglés del siglo veinte.”

6.- Thomas N. Winter, de la Universidad de Nebraska (E.U.A.), escribió en “The Classical Journal” (Número de abril-mayo de 1974 páginas 375, 376) una reseña de “The Kingdom Interlinear Translation of the Greek Scriptures” (Traducción interlineal del Reino de las Escrituras Griegas) en la que dijo: “No se trata de un interlineal ordinario: se ha conservado la integridad del texto, y el inglés que aparece debajo de él es sencillamente el significado básico de la palabra griega. [...] Después de haber examinado un ejemplar, suplí de él como texto auxiliar a varios estudiantes de segundo año de griego que mostraron interés en obtenerlo. [...] Aunque el texto se basa en el de Brooke F. Westcott y Fenton J. A. Hort (reimpresión de 1881), la traducción realizada por el comité anónimo está totalmente actualizada y es uniformemente exacta. [...] En resumen, cuando un Testigo llegue a su casa, el clasicista, el estudiante de griego o el estudiante de la Biblia haría bien en dejarle entrar y pedirle un ejemplar.”


6.- Revista Andover Newton Quarterly, edición de septiembre de 1966: “La traducción del Nuevo Testamento fue hecha por un comité del cual nunca se ha revelado quiénes lo componen... un comité que poseía aptitud excepcional en griego.”

7.- Revista Andover Newton Quarterly, edición de enero de 1963: “La traducción del Nuevo Testamento es prueba de que en ese movimiento hay eruditos que están capacitados para tratar inteligentemente con los muchos problemas de la traducción bíblica.”

8.- En 1950, con la publicación del primer tomo —la Traducción del Nuevo Mundo de las Escrituras Griegas Cristianas (en inglés)— resultó obvio que se habían alcanzado las metas. Pasajes que apenas se entendían se esclarecieron de manera sorprendente. Por ejemplo, la desconcertante frase de Mateo 5:3: “Bienaventurados los pobres de espíritu” (Nácar-Colunga [NC]) se tradujo: “Felices son los que tienen conciencia de su necesidad espiritual”; la recomendación del apóstol Pablo “No tengáis solicitud de cosa alguna” (Scío de San Miguel) se vertió “No se inquieten por cosa alguna” (Filipenses 4:6), y la referencia del apóstol Juan a la “concupiscencia de la carne” (NC) apareció como “el deseo de la carne” (1 Juan 2:16). Es evidente que esta Biblia abrió un nuevo mundo de entendimiento bíblico.
La versión impresionó a diversos estudiosos, por ejemplo, al comentarista británico sobre hebreo y griego Alexander Thomson, quien observó que se destacaba por plasmar con precisión el presente del griego. Sirva como ejemplo Efesios 5:25, donde leemos: “Esposos, continúen amando a sus esposas”, en vez de limitarse a decir: “Vosotros, los maridos, amad a vuestras mujeres” (Nacar Colunga). Thomson señaló: “Parece que ninguna otra versión presenta tan cumplidamente ni con tanta frecuencia este extraordinario rasgo”.
Alexander Thomson en su crítica de la Traducción del Nuevo Mundo de las Escrituras Griegas Cristianas en inglés: “Está claro que esta traducción es obra de doctos hábiles y diestros, que se han esforzado por extraer del texto griego la máxima expresión, en inglés, de su sentido verdadero. El objetivo de esta versión es adherirse a un solo significado en inglés para cada una de las palabras griegas principales, y ser lo más literal posible. [...] La palabra que por lo general se vierte ‘justificar’ se traduce por lo común muy correctamente ‘declarar justo’. [...] La palabra para la Cruz se vierte ‘madero de tormento’, y esto es otra mejora. [...] Lucas 23:43 se vierte bien: ‘Verdaderamente te digo hoy: Estarás conmigo en el Paraíso’. Esta lectura es mucho mejor que la que presenta la mayoría de las versiones”. Sobre la traducción de las Escrituras Hebreas, el mismo crítico comentó: “Vale la pena adquirir la Versión del Nuevo Mundo. Es animada y natural, y estimula al lector a pensar y estudiar. No es obra de representantes de la Alta Crítica, sino de doctos que honran a Dios y Su Palabra”. (The Differentiator, abril de 1952, páginas 52-57, y junio de 1954, página 136.)


9.- Edgar J. Goodspeed, traductor del Nuevo Testamento griego de “An American Translation”, escribió en una carta fechada el 8 de diciembre de 1950 sobre la Traducción del Nuevo Mundo de las Escrituras Griegas Cristianas: “Me interesa la obra misional de su organización, y su alcance mundial, y me agrada mucho la traducción ágil, franca y vigorosa. Hay en ella un amplio despliegue de conocimiento sólido y cuidadoso, de lo cual puedo dar testimonio”.
----



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada