ANUNCIO acerca de COOKIES

NOTA: Este sitio emplea cookies de Google y otros para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Google y otros reciben información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

sábado, 26 de septiembre de 2009

LA REALIDAD DEL REINO DE DIOS

Para existir, un Reino debe tener algunas cosas.

1 Un gobernante o rey, Algunos tienen ministros o co-gobernantes.

El Reino de Dios es un gobierno celestial. (Daniel 2:44)
El Rey es Jesucristo, y junto con él gobernarán 144.000 personas elegidas de entre la humanidad (Revelación 14:1, 4).

Por eso Jesús emprendió su ministerio público, anunciando al pueblo que estaba en pacto con Jehová que ‘el tiempo señalado se había cumplido’, lo que significaba que el reino de Dios estaba cerca. (Mr 1:14, 15.)
En qué sentido estaba ‘cerca’ el Reino, pueden examinarse las palabras que dirigió a ciertos fariseos: “El reino de Dios está en medio de ustedes”. (Lu 17:21.)
, el representante real de Dios, el ungido por Dios para ejercer la gobernación real, estaba en medio de ellos. No solo estaba presente en calidad de futuro rey del Reino, sino que también tenía autoridad para realizar obras que manifestaban el poder regio de Dios y preparar a quienes iban a ocupar puestos en su venidero gobierno del Reino. A eso se refería la ‘proximidad’ del Reino; era un tiempo en el que se daban unas circunstancias muy especiales.

2 Súbditos.
Cada cristiano verdadero que obedece a Dios es gobernado por el mismo.
Si sabe bien las leyes, estarán dentro de su corazón.

Ese reino comenzó en el primer siglo E.C. El apóstol Pablo específicamente llamó atención a él en su carta a la congregación cristiana que estaba en la ciudad de Colosas, Asia Menor (ahora Turquía), cuando dijo: “Dando gracias al Padre que los hizo apropiados para su participación en la herencia de los santos en la luz. Él nos libró de la autoridad de la oscuridad y nos transfirió al reino del Hijo de su amor, por medio de quien tenemos nuestra liberación por rescate, el perdón de nuestros pecados.” (Col. 1:12-14)

3) Leyes. Las enseñanzas de Cristo en la Biblia son las leyes para el cristiano verdadero.

4) Un territorio.
Los cristianos verdaderos están por toda la tierra.
Hoy hay más de 7 millones de personas que se esfuerzan por seguir las leyes de Dios según están en la Biblia.

Cumplen Isaías 2:4 de la Biblia.
No participan en los violentos conflictos y las guerras de este mundo.

Citado en Yahoo
http://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20091205071742AA3iAnY


http://www.watchtower.org/s/bh/article_08.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada