ANUNCIO acerca de COOKIES

NOTA: Este sitio emplea cookies de Google y otros para prestar sus servicios, personalizar anuncios y analizar el tráfico. Google y otros reciben información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies.

martes, 1 de septiembre de 2009

JESUS, PERSONA REAL, HISTÓRICA

http://www.jw.org/es/ense%C3%B1anzas-b%C3%ADblicas/preguntas/jes%C3%BAs-existi%C3%B3/


Los eruditos cuentan con suficientes pruebas de que Jesús existió. Cierta enciclopedia comentó lo siguiente sobre las referencias históricas procedentes de los siglos I y II sobre Jesús y los primeros cristianos: “"Estos relatos independientes demuestran que en la antigüedad ni siquiera los opositores del cristianismo dudaron de la historicidad de Jesús, que comenzó a ponerse en tela de juicio, sin base alguna, a finales del siglo XVIII, a lo largo del XIX y a principios del X.X"” (Encyclopædia Britannica, edición de 2002).

En 2006, el libro "Jesús y la arqueología" señaló: “"Ningún especialista serio cuestiona hoy en día la existencia de un judío llamado Jesús hijo de José; admiten muy gustosos que actualmente sabemos una cantidad considerable de cosas acerca de lo que hizo y de sus enseñanzas básicas"”.

La Biblia presenta a Jesús como alguien que realmente existió. Proporciona los nombres de sus antepasados y de su familia inmediata (Mateo 1:1; 13:55). También suministra los nombres de conocidos gobernantes que vivieron en la misma época que él (Lucas 3:1, 2). Tales detalles permiten a los investigadores corroborar la autenticidad del relato bíblico.
---

El testimonio de los historiadores

Por ejemplo, analicemos el testimonio de Flavio Josefo, fariseo e historiador judío del siglo primero, que se refirió a Jesucristo en su obra Antigüedades Judías. Aunque algunos dudan de la autenticidad de la primera referencia, en la que Josefo dice que Jesús es el Mesías, el profesor Louis H. Feldman, de la Universidad Yeshiva, dice que pocos han dudado de la veracidad de la segunda referencia, en la que Josefo afirmó: “[Anán, el sumo sacerdote] reunió el sanedrín. Llamó a juicio al hermano de Jesús que se llamó Cristo; su nombre era Jacobo [o Santiago]” (Antigüedades Judías, libro 20, cap. IX, sec. 1, [200]). Sí, un fariseo, un miembro de esa secta repleta de enemigos declarados de Jesús, reconoció la existencia de Santiago, “hermano de Jesús”.

La influencia que ejerció Jesús se reflejó en las actividades de sus seguidores. Cuando el apóstol Pablo fue encarcelado en Roma alrededor del año 59 E.C., los hombres prominentes de los judíos le dijeron: “En lo que toca a esta secta nos es conocido que en todas partes se habla en contra de ella” (Hechos 28:17-22). Llamaron a los discípulos de Jesús “esta secta”. Si se hablaba en contra suya en todas partes, es muy probable que los historiadores escribieran acerca de ellos, ¿verdad?

Tácito, nacido hacia el 55 E.C. y considerado uno de los mejores historiadores del mundo, mencionó a los cristianos en su obra Anales. En el relato acerca de la ocasión en que Nerón acusó a los cristianos del gran incendio de Roma del año 64 E.C., escribió: “Nerón presentó como culpables y sometió a los más rebuscados tormentos a los que el vulgo llamaba cristianos, aborrecidos por sus ignomi[ni]as. Aquel de quien tomaban nombre, Cristo, había sido ejecutado en el reinado de Tiberio por el procurador Poncio Pilato”. Los detalles de este relato corresponden a la información acerca del Jesús de la Biblia.

Otro escritor que hizo comentarios respecto a los seguidores de Jesús fue Plinio el Joven, el gobernador de Bitinia. Cerca del año 111 E.C., Plinio escribió al emperador Trajano para preguntarle cómo tratar con los cristianos, y le señaló que los acusados falsamente de ser cristianos demostraban que no lo eran al repetir una invocación a los dioses y adorar la estatua de Trajano, “cosas todas que”, según indicó Plinio, era “imposible forzar a hacer a los que son de verdad cristianos”. Esto da testimonio de que Cristo realmente existió y de que sus seguidores estaban dispuestos a sacrificar su vida por creer en él.

Después de resumir las referencias a Jesucristo y sus discípulos por parte de historiadores de los primeros dos siglos, The Encyclopædia Britannica (edición de 2002) concluye: “Estos relatos independientes demuestran que en la antigüedad ni siquiera los opositores del cristianismo dudaron de la historicidad de Jesús, que comenzó a ponerse en tela de juicio, sin base alguna, a finales del siglo XVIII, a lo largo del XIX y a principios del X.X”.


===
La Biblia

http://www.jw.org/es/ense%C3%B1anzas-b%C3%ADblicas/preguntas/jes%C3%BAs-existi%C3%B3/


TESTIMONIO FLAVIANO
http://www.jw.org/es/publicaciones/revistas/w20130315/escribió-josefo-testimonium-flavianum/

HISTORIADORES FLAVIO JOSEFO, TÁCITO, PLINIO EL JOVEN,  Y OTROS LO CONFIRMAN.
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/2003441

INF. ADICIONAL.,
POR QUE MARX Y OTROS DUDARON:
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/10200644




===
Segun Enciclopedia Encarta,


"JESUCRISTO (entre el 8 y el 4 a.C. y el 29 d.C.), figura principal del cristianismo, que nació en Belén, Judea.


Desde el siglo VI se considera que la era cristiana comienza el año de su nacimiento, pero en la actualidad se cifra un error de cuatro a ocho años. Para los cristianos, Jesús fue el Hijo de Dios encarnado y concebido por María, la mujer de José, un carpintero de Nazaret. El nombre de Jesús se deriva de la palabra hebrea Joshua, que completa es Yehoshuah (‘Yahvé es salvación’); y el título de Cristo, de la palabra griega christos, a su vez una traducción del hebreo mashiaj (‘el ungido’), o Mesías. Los primeros cristianos emplearon Cristo por considerarle el libertador prometido de Israel; más adelante, la Iglesia lo incorporó a su nombre para designarle como redentor de toda la humanidad.


Las principales fuentes de información sobre su vida se encuentran en los Evangelios, escritos en la segunda mitad del siglo I para facilitar la difusión del cristianismo por todo el mundo antiguo.


Las epístolas de san Pablo y el libro de los Hechos de los Apóstoles también aportan datos interesantes.


La escasez de material adicional de otras fuentes y la naturaleza teológica de los relatos bíblicos provocaron que algunos exegetas bíblicos del siglo XIX dudaran de su existencia histórica. Otros, interpretando de diferente manera las fuentes disponibles, escribieron biografías naturalistas de Jesús.


En la actualidad, los eruditos consideran auténtica su existencia, para lo que se basan en la obra de los escritores cristianos y en la de varios historiadores romanos y judíos. .."


"Jesucristo," Enciclopedia Microsoft® Encarta® Online 2008
http://mx.encarta.msn.com © 1997-2008 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.
http://mx.encarta.msn.com/encyclopedia_761565222/Jesucristo.html


Fuente(s):

LA Atalaya, diciembre 2006: "...Cuarenta y cinco años después del fallecimiento de Julio César nació en Belén un niño llamado Jesús. ¿Llegó a ser Jesús el hombre más grande de todos los tiempos? Hace unos cien años, la obra The Historians’ History of the World (La historia universal vista por historiadores) afirmó:


“Las actividades [de Jesús] han tenido un impacto más trascendental —incluso desde un punto de vista estrictamente seglar— que las de cualquier otro personaje de la historia. Su nacimiento marca el inicio de una nueva era reconocida por las principales civilizaciones del mundo”.


Hasta el día de hoy sigue habiendo un vivo interés en Jesucristo. Unos años atrás fue, en la misma fecha, el tema de portada de las influyentes revistas estadounidenses Time, Newsweek y U.S.News and World Report. El interés en él incluso parece haber aumentado:


“Su figura está presente en el mundo del cine, de la música y de la moda —indicó el diario The Toronto Star en 2004—. Jesús ha pasado a formar parte de nuestro panteón de héroes.”


Por extraño que parezca, en un pasado no muy lejano algunas personas destacadas sostuvieron que Jesús nunca existió. Una de ellas fue Bruno Bauer (1809-1882), quien fue maestro de Karl Marx. El escritor Robert E. van Voorst explicó hace poco en su libro Jesus Outside the New Testament (El estudio de Jesús fuera del Nuevo Testamento):


“Marx incorporó a su ideología las teorías de Bauer sobre el origen mítico de Jesús, y ese concepto se difundió posteriormente mediante la literatura oficial soviética y otros instrumentos de propaganda comunista”.


Hoy día, sin embargo, pocos niegan la existencia de Jesús. De hecho, casi todo el mundo reconoce que fue una persona real y de gran importancia. En diciembre de 2002, el periódico The Wall Street Journal publicó un editorial titulado: “La ciencia no puede ignorar a Jesús”. El autor afirmaba:


“La mayoría de los eruditos, salvo algún que otro ateo, ya aceptan que Jesús de Nazaret fue un personaje histórico”.


Pero Jesús fue mucho más que un personaje histórico. La revista Time indicó: “Se necesitarían argumentos disparatados para negar que Jesús de Nazaret haya sido la figura más influyente no solo de los últimos dos milenios, sino de toda la historia humana. [...] Se puede afirmar con toda seguridad que no ha habido ningún otro ser humano cuya influencia haya sido, ni remotamente, tan profunda y perdurable como la de Jesús”.


Aun así, cabe preguntarse: ¿Quién fue realmente Jesús? ¿De dónde procedía? ¿Con qué propósito vino a la Tierra? ¿Y por qué es importante que sepamos lo máximo posible sobre él?..."


MAS EVIDENCIA HISTÓRICA
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/10200644

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada